Después de liderar la explosiva ofensiva de República Dominicana en el preolímpico americano de béisbol en Florida, el sensacional prospecto de los Seattle Mariners, Julio Rodríguez, se declaró disponible para seguir con su selección en el proceso que desembocará en los Juegos Olímpicos de Tokio.

"Estaré disponible, solo tenemos que hablar con mi equipo. Estoy disponible para seguir con el país", dijo Rodríguez. "Si nosotros vamos a Tokio, representaré a mi país. Me van a ver jugando con este uniforme", agregó.

Rodríguez bateó un sencillo que empujó la carrera ganadora en el cierre de la octava entrada para que República Dominicana derrotara 6-5 a Canadá, en el Clover Park de Port St. Lucie, en el penúltimo partido del clasificatorio americano.

Con la victoria, los dominicanos aseguraron un puesto en el último repechaje de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC) -que se jugará en México en dos semanas- y conservó sus aspiraciones de conseguir el boleto directo a los Juegos Olímpicos, dependiendo del resultado del choque nocturno entre Estados Unidos y Venezuela.

Dominicana tuvo marca de 4-1 y lideró el torneo con promedio de bateo de .337, 44 carreras, 61 hits y 15 jonrones. El veterano bateador designado Juan Francisco pegó cuatro jonrones y empujó nueve carreras y el intermedista Gustavo Núñez tuvo promedio de .389, pero Rodríguez fue el jugador más impactante del equipo.

"La actuación de Julio Rodríguez marcó la diferencia en todo el torneo. Anoten ese nombre, que será una estrella en las Grandes Ligas", destacó Héctor Borg, el manager de República Dominicana. "Julio es el mejor jugador en el torneo. Punto", agregó Borg.

Rodríguez, de 20 años, es el principal prospecto en la organización de los Mariners y uno de los mejores cinco talentos fuera de Grandes Ligas de todo el béisbol. Seattle lo autorizó a jugar en el preolímpico de Florida, pero con la orden de regresar a su equipo en Clase A desde la próxima semana.

Después de batear .458 (24-11) con dos jonrones, siete carreras anotadas y siete carreras impulsadas en el preolímpico, el chico comenzó a cabildear su permanencia en la selección de su país. La única experiencia de República Dominicana en el béisbol de los Juegos Olímpicos se remonta a la cita de Barcelona en 1992.

"Estoy muy alegre, es muy emocionante poder darle la victoria a República Dominicana", dijo Rodríguez. "Representar a mi país ha sido el momento más especial de mi vida", añadió.

"Todos estamos muy felices por haber logrado los objetivos que teníamos", dijo Borg.

"Batallamos en todas las áreas. Raúl Valdés batalló para mantenernos a flote y la ofensiva, como en todo el torneo, hizo su trabajo. Estoy orgulloso de nuestro grupo", apuntó Borg sobre la victoria del sábado, la primera en la que su equipo necesitó regresar dos veces de estar abajo en el marcador.