Para nadie es un secreto que el jugador de los Marineros de Seattle, Julio Rodríguez desde ya es considerado una de las mejores piezas de los marinos. El talento del dominicano hace quedar "chiquito" a los compañeros que tienen mucha más experiencia en los distintos diamantes de juego de la MLB.

Por mucho tiempo se esperó desde las granjas al talentoso jugador de la República Dominicana que pudiera emerger dentro de la MLB y en esta mitad de campaña regular ha dado de que hablar y con muy buenas referencias.

"Esos momentos, con todo el mundo de pie", dijo Rodríguez. "Todo el mundo está observando. Me encantan esos momentos. Si no estás listo para rendir en esos momentos, entonces no vas a disfrutar al máximo este juego".

Rodríguez por mucho tiempo se esperó para que hiciera esto. Hasta ahora no defraudado puesto que batea para .274 con 18 jonrones y 56 carreras remolcadas con los del Oeste de la Liga Americana.

El nativo de Loma de Cabrera ha destacado por su entereza dentro de los terrenos de juego que pese a estar lastimado en una de sus muñecas ha podido tener la brújula al 100% debido al interés y profesionalismo que tiene dentro de los distintos campos de juego de las Grandes Ligas de Béisbol.

Lo que opina Rodríguez

"Sinceramente, simplemente enfocarse es lo que más importa", dijo Rodríguez. "Somos solamente el lanzador y yo para enfocarme en lo que va a tirar y en lo que estoy a punto de batear. Trato de mantener las cosas lo más simple que pueda, sin pensar mucho en esas situaciones así, y tratar de dejarme llevar y no hacer la situación más grande de lo que es".

Pese a tener un bajo porcentaje de bateo para lo que esperaba de Rodríguez que es uno de los candidatos A1 para el Novato del Año. El quisqueyano engoma un porcentaje de embasado de .337 algo para nada despreciable cuando la fuerza y la rudeza con el garrote es su parte fundamental.

Julio Rodríguez ha sido uno de los hombres más versátiles de los Marineros de Seattle. Pero desde ya deberá ser completamente oficial que juegue en una posición fija, puesto que ha estado como torpedero y como jardinero central del club del Oeste de la Liga Americana que no tiene ningún tipo de chance deportivo para este 2022.

La astucia de Rodríguez al momento de jugar béisbol es tan alta que quiere hacer los ajustes turno a turno. Con una investigación sobre que está fallando, incluso se ha atrevido a cambiar de madero para poder tener un poco más de suerte para liderar los garrotazos de los Marineros de Seattle.

Uno de sus máximos competidores para no ganar el galardón al jugador del año es el de los Astros de Houston, Jeremy Peña casualmente también de la República Dominicana.