Solomon Bates, nunca imaginó que decir su verdad lo dejaría sin trabajo. El martes se arriesgó y eso fue lo que pasó. El lanzador de las ligas menores de los Gigantes, hasta entonces, se declaró públicamente gay a través de una publicación de Instagram y contó que tal exposición hizo que la organización lo dejara en libertad.

 

“¡Siendo gay en este deporte no sabes lo que te espera!” Bates escribió en su cuenta de la camarita. “Agradezco a los [G]iants por darme la oportunidad de ser yo mismo y salir y jugar el juego que más amo”.

El californiano fue seleccionado en la octava ronda del Draft de San Francisco procedente de la USC en 2018, y registró una efectividad de 4.02 en 23 salidas como relevista con Double-A Richmond en esta temporada 2022 antes de ser liberado el martes.

Bates, de 25 años de edad, es el segundo jugador de las Ligas Menores en declararse homosexual, uniéndose al extrabajador de los Cerveceros de Milwaukee David Denson, quien se convirtió en el primer jugador abiertamente homosexual en el béisbol afiliado en 2015.

Luego de esto, ningún jugador activo de las Grandes Ligas ha declarado preferencia por personas de su mismo sexo, aunque el caso más cercano pudo ser el de Billy Bean, quien ahora trabaja como vicepresidente senior de MLB para diversidad, equidad e inclusión, y Glenn Burke quienes dieron dicha notificación después de que terminaron sus carreras como jugadores. El primero, con Nueva York, Minnesota, Detroit y Oakland del del 84 al 89; y el segundo del 76 al 79 con Dodgers y Oakland.

“Solomon ha dejado una impresión duradera e importante en sus compañeros de equipo a lo largo de su carrera en el béisbol universitario y en las ligas menores”, dijo Bean. “Aprecio su decisión y coraje de compartir esta parte de su historia con el béisbol y nuestros fanáticos”.

“No he salido como soy por completo porque me he estado escondiendo”, dijo Bates a Outsports tras su salida de SF. “Soy un hombre masculino que ama el deporte del béisbol, y ahora quiero abrir puertas para atletas homosexuales como yo”.

Escribió en Instagram que estaba "todavía en estado de shock" por haber sido despedido en medio de su quinta temporada en las ligas menores. Aún así aclaró que “Béisbol, no he terminado contigo. Me voy en mis términos y sólo en mis términos. Los hombres homosexuales pueden practicar un deporte varonil si nos dan la oportunidad de hacerlo”, dejando claro que si consigue una nueva oportunidad en el beisbol no descansará hasta llegar al máximo nivel.