Sacar conclusiones aceleradas y hacer una comparación entre una personalidad fuerte y digamos un "recién" llegado al equipo, muchas veces es fuerte. Sin embargo, el poder dominicano se está haciendo sentir mucho más fuera de lo común que de costumbre y es que Juan Soto y Nelson Cruz son los únicos que han aportado en nivel ofensivo esta temporada con el equipo de los Nacionales, claro, sin menospreciar a sus compañeros que han jugado un rol importante durante todo lo que va de temporada regular en las Grandes Ligas.

El equipo de los Nacionales de Washington actualmente se mantiene con un gran motivo para seguir de frente como un caballito de pelea, sin embargo, este 2022 han empezado de una manera poco y nada aprobada siendo los últimos de la división este de la Liga Nacional con un paupérrimo record de ni más ni menos que 11G-21P, un verdadero desastre para el equipo de Soto y Cruz durante este año, que, a menos que ocurra un milagro, no podrían pelear por un buen momento de esta temporada (recordemos que son 182 juegos oficiales).

*El día de hoy, tienen partido en contra del primero de la tabla, los Mets de Nueva York y habría la posibilidad de empezar a subir los escalones necesarios para tener la pelea en las manos y no dejar que se les escurra por ningún momento. El perseguidor más cercano de los Nats está a tan solo 3.5 juegos de diferencia (Phillies), mientras que los Metropolitanos tienen el record invertido de 21G-11P.

Un bien y un mal en Washington.

El equipo de los Nacionales, como bien hemos comentado ha tenido que descansar su poder en dos personalidades muy potentes de nuestro país como Soto y Cruz respectivamente. Ha de destacarse a su vez que la ofensiva ha sido muy certera por parte de ambos y en este particular nos ponemos a analizar los números que tienen ambos del 2022:

Juan Soto: este año ha tenido un promedio de bateo de ni  más ni menos que de .256 puntos, 7 cuadrangulares, 10 remolcadas y un porcentaje de embasado de .392 de forma oficial en la temporada.

Nelson Cruz: cumpliendo además un rol de BD o bateador designado, no le ha ido en absoluto nada mal durante lo que va de la campaña 2022, aunque sí podría mejorar. Apenas .174 puntos de promedio, 4 cuadrangulares, 17 remolcadas y un porcentaje de embasado de .551, particularmente en dos renglones mejor.

De buenas a primeras, es mentira que ambos son comparables a la mala o siquiera a la buena, lo destacable es que ambos han ayudado en cuanto al poder ofensivo a lo que es el andar de su equipo. Es verdad que solamente ellos dos no pueden cargar todo el peso y que deben mejorar para pelear por un puesto mejor, sin embargo, ha pasado apenas un mes de la temporada regular.