No mucho después de la conclusión de la temporada regular de 2021, el bateador designado de los Guardianes, Franmil Reyes, esperaba trabajar con el futuro miembro del salón de la fama, Albert Pujols, en la República Dominicana.

Pidió, y el equipo le concedió, permiso para ir a jugar béisbol de invierno en un esfuerzo por aprender de uno de los mejores bateadores de todos los tiempos. Desafortunadamente, el momento no funcionó. Sus horarios no funcionarían juntos.

Así que, en cambio, Reyes volvió sus ojos a Miami en un esfuerzo por trabajar en su disciplina en el plato de uno de los bateadores más peligrosos y jugadores jóvenes talentosos del juego: la estrella de los Nacionales de Washington, Juan Soto.

Reyes solo pudo jugar en 115 juegos la temporada pasada debido a una distensión en el oblicuo, pero fue un bateador productivo cuando estaba en la alineación, bateando .254 con 30 jonrones, 85 carreras impulsadas y 125 wRC+ (100 es el promedio de la liga) . Incluso se robó cuatro bases.

Cuando Reyes miró su perfil de bateo durante la temporada baja, se centró en su control de la zona de strike como un área de enfoque.

De hecho, es algo que ha estado mejorando en las últimas tres temporadas. En 2019, su porcentaje de O-swing (la frecuencia con la que un bateador hace swings a lanzamientos fuera de la zona de strike) fue del 34,3 por ciento, según FanGraphs. En la temporada 2020 abreviada, cayó al 31,1 por ciento y luego nuevamente en 2021 al 29,7 por ciento.

A medida que Reyes continúa elevándose hasta convertirse en uno de los mejores toleteros del juego, todavía hay espacio para mejorar. Y Reyes buscó el consejo de los mejores. Entre los bateadores calificados la temporada pasada, Soto ocupó el primer lugar en el juego con un porcentaje de O-swing del 15.1 por ciento. De hecho, fue el único bateador por debajo del 19 por ciento. El porcentaje de O-swing de 29.7 de Reyes en 2021 se habría clasificado en el puesto 49 en el juego si hubiera registrado suficientes turnos al bate para calificar. No estuvo mal, pero tampoco fue el número 1.

"En términos de bateo, todo lo que estaba haciendo en 2021 era bueno, pero fui a la Universidad de St. Thomas en Miami, donde estaba practicando con Juan Soto", dijo Reyes el miércoles. "Estaba hablando con él sobre cómo controlar más mi zona de strike. Eso fue lo que hice esta temporada baja con respecto a mi bateo".