Juan Soto, principal figura de los Nacionales de Washington es probablemente el bateador más temido de todos actualmente en las Grandes Ligas. El dominicano no se cansar de dar batazos de vuelta entera y aún más cuando esas bolas salen mucho más lejos de lo esperado.

Sin embargo, no todo es 'honor y gloria' tras esos batazos kilométricos puesto que fueron pegados en el Coors Field, casa de los Rockies de Colorado. El punto es que, Soto no tiene problemas de aparecer en cualquier parque de las Grandes Ligas y sobresalir contra sus compañeros de trabajo.

"Es un estadio grande y las bolas vuelan", destacó acertadamente el jugador de la República Dominicana.

El jugador franquicia de Washington aseguró que debido a las condiciones del parque. Este puede seguir dando palos porque tiene más turnos de lo normal.

Soto, al ser tan temible para los lanzadores contrarios tuvieron que buscar otro método para poderlo enfrentar. Ser más mesurados o simplemente darle las cuatro malas para que este camine a la inicial.

El pasado miércoles 4 de mayo, Soto tuvo dos hits y dos bases por bolas, esta fue la ocasión 17 en que tiene al menos dos imparables y dos boletos antes de cumplir los 24. Eso lo coloca en una compañía élite (por lo menos desde 1901) junto a Ted Williams (30), Mickey Mantle (22), Mel Ott (18) y Buddy Lewis (17) de acuerdo a un reporte de Jessica Camerato para el sitio de las Grandes Ligas.

Soto sigue siendo un muchacho que buscar de coger las experiencias de otros peloteros de dilatada carrera. El quisqueyano está consiente de que aún le falta mucho por aprender y sobre todo de alargar su carrera en la MLB con un buen contrato y con números que le haga tener una carrera digna de un peloterazo de cómo se está formando.

"He visto a jugadores con 20 años en la liga y aún están aprendiendo algunas cosas pequeñas. Entonces, para mí es otra cosa que he aprendido en mis cuatro años en Grandes Ligas. Voy a ponerla en práctica y la voy a recordar todo el tiempo", dijo Soto en una entrevista.

Soto actualmente es líder en boletos recibidos en la Liga Nacional y tiene seis jonrones en su haber por lo que estar 'comiendo' de batazos no solamente es la medida del dominicano.

Curiosamente, hasta los momentos, Soto ha estado bateando más en la ruta que en su pueblo. En la calle lidera para .340 mientras que en casa un 'feo' promedio de .196.

Que por cierto, de acuerdo a un reporte de CBS, el índice de jonrones por temporada ha bajado. Se supone que es por el cambio del centro de las pelotas ocasionan que las bolas se queden dentro de los de juego por lo que supone que Soto está por encima del promedio. ¡Nada mal!