Juan Soto tenía 19 años cuando debutó con los Nacionales de Washington en 2018. Conectó 34 jonrones al año siguiente para ganar la Serie Mundial. Ganó un título de bateo cuando tenía 21 años en 2020, lideró las mayores en bases por bolas al año siguiente y la semana pasada hizo las maletas para irse a los Padres de San Diego, el final de dos emotivas semanas en las que se vio obligado a contemplar la vida fuera del terreno de la organización que lo fichó cuando tenía 16 años en 2015.

El viernes, Soto volverá a pisar el National Park,  apenas 10 días después del histórico canje a los Padres .

Regresar a Washington va a ser muy emotivo”, dijo Soto después de irse de 5-2 con una carrera anotada en la victoria de los Padres 13-7 sobre los Gigantes el miércoles.

“… Ha sido bastante duro, pero estaba preparado para esto. Sabía que íbamos a volver, así que estoy más que feliz de volver”.

Soto no fue el único Padre que voló hacia la capital. Al igual que Soto, Josh Bell pertenecía a Washington, y hoy día está en las filas del escuadrón de San Diego.

Bell fue cambiado a Washington dos años después de la Serie Mundial de los Nacionales, pero sintió mucha admiración por Soto durante sus dos años allí. Señaló la recepción de los fanáticos de los Nacionales para Max Scherzer y Trea Turner en sus primeros juegos  después de sus intercambios a los Dodgers de Los Ángeles el verano pasado como un barómetro de qué esperar cuando se presente a Soto el viernes.

"Estoy seguro de que será bastante grande. Sé que Trea obtuvo una gran acogida. Max también. Estoy emocionado de ver lo que han trabajado para él”.

Soto tiene esperanzas por decir lo menos.

"Era mi hogar, después de todo. He hecho todo por ese equipo. Lo que sea que hice fue pensando en ese equipo y los fanáticos. Si lo aprecian, estaré más que contento”.

Y no tiene porqué ser diferente. Aunque Soto rechazó la oferta de extensión de 440 millones y 15 años, ha sido su conducta todo el tiempo prudente, además de rendido fuera y dentro del terreno, dando todo por el todo.