Juan Soto es considerado por todos los especialistas, técnicos, ejecutivos y periodistas el mejor bateador del beisbol. El problema estaba que este año no lo había podido demostrar... Bueno. Pero con el verano llegó y el capitaleño prendió la turbinas.

Para el 26 de junio bateaba para .218. Al comenzar la jornada de este domingo ya estaba en .242 de promedio. ¿Qué ha ocurrido? Pues que su disciplina en el plato sigue tan rígida como siempre.

 

12 game hitting streak.

19 game on base streak.

Antes de comenzar el juego de este domingo sumaba 12 juegos seguidos conectado al menos un indiscutible. Durante este lapso acumula de 41-17 (.415) con cuatro dobles, seis jonrones, seis remolcadas, 14 boletos y 13 anotadas. En el juego de este domingo sumó un hit en sus primeros tres turnos, para extender a 13 la seguidilla de juegos con hit.

En días pasados, además, llegó a 115 jonrones de por vida. Lo hace antes de cumplir los 25 años, para superar así a Johnny Bench y Albert Pujols, quienes acumularo 114 o menos estacazos antes de arribar a las 25 primaveras.

Pero regresemos a lo que nos alegra, los hits de Soto. El slugger de los Nacionales se ha embasado en 19 juegos consecutivos sin contar el de este domingo. Ya con lo realizado este domingo frente a los Bravos hablamos de 20 cotejos al hilo pisando al menos la inicial. Gracias a los 18 hits y las 19 bases por bolas negociadas su OBP por estos días es de .500.

Pero es que más allá del average hay que ver cómo Soto no ha tratado de hacer swing a pitcheos malos. Sus números impresionan. Su OBP de la temporada es de .395 y su slugging está en .474. Esto nos indica que era solo cuestión de tiempo para que los batazos comenzaran a caer en los terrenos valdíos.

“Eso significa que estoy en una buena forma y veo la pelota bastante bien”, dijo Soto el pasado sábado al Wshington Post, cuando le preguntaron sobre su jonrón en la tercera entrada. “Y cada vez que empiezo a golpear la pelota de esa manera, es cuando todo empieza a funcionar para mí”. ¡Vaya, vaya!

La disciplina ha hecho posible que Soto haya despertado. En el juego del sábado hizo los ajustes necesarios y ¡bum! Para la calle. Jonrón por el left field.

“Esa es mi parte favorita del camo para batear (la izquierda)”, dijo Soto. “Siempre he dicho desde el primer día, me encanta chocar la pelota de esa manera y ver cómo la pelota se desvanece en el aire cuando se va de jonrón. Es una de las cosas más hermosas del béisbol”.

Por eso no hay más que alegría en la capital de la Unión. ¡Vienen cosas buenas!

“Cuando comienza a ver la pelota de la forma en que la ve ahora y se mantiene en la pelota, suceden cosas buenas”, dijo el manager Dave Martínez. "¡Viste eso hoy!", contó sobre lo realizado el sábado cuando soltó de 4-2 con jonrón, anotada y remolcada.

¿Qué piensa usted, querido lector?

 

 

 


Noticias relacionadas