Juan Soto fue visto en la temporada recién concluyó de la LIDOM 2021-2022 de visita en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

Soto hizo uso de las instalaciones del referido estadio para sus entrenamientos y también estuvo disfrutando de los juegos de la liga invernal dominicana como fanático.

Todos los seguidores de la liga nacional se mantuvieron cuestionando el porqué el jardinero superestrella no veía acción en LIDOM.

Juan Soto se caracteriza por una personalidad accesible, agradable y madura.

En la liga dominicana pertenece a los Tigres del Licey. El equipo azul  lo drafteó en 2017. Fue el primer pick de los felinos, y seleccionado quinto en general. En esa ocasión también fueron drafteados otras superestrellas de Las Mayores en la actualidad como Fernando Tatis Jr. y Vladimir Guerro Jr.

La primera ronda del draft LIDOM 2017 fue así:

Ronda - Pick- Equipo Lidom- Jugador - Posición- Equipo MLB

La inquietud del público, que por lo general no tiene expectativas de que jugadores de tal envergadura vean juego en el torneo invernal criollo, se estimuló más al ver que Fernando Tatis Jr. y Vladimir Guerrero Jr. jugaron en varias oportunidades en el país.

Soto había dicho que Tigres del Licey no le contactó. El Gerente General, Audo Vicente, en su momento desmintió a Soto, ya que dijo que sí había hablado con el joven finalista a MVP de la Liga Nacional en las Grandes Ligas pero que no concluyeron en algo puntual como una fecha.

Rumores y especulaciones no se hicieron esperar, e incluso se tejieron muchas teorías alrededor de una foto que subió Juan Soto a su cuenta de Instagram donde se mostraba con indumentaria roja (de su equipo en MLB, los Nacionales de Washington) en un día soleado entrenaba en el Quisqueya,  sentado en el dogout  derecho, el rojo, donde se sitúan los Leones del Escogido.

No obstante, para ese momento los Leones ya estaban descartados del torneo, y no estaban accionando. Nada tenía que ver con los melenudos la presencia de Soto allí.

¿Cuál fue el problema entre el Licey y Soto?

En su momento se habló de un incidente entre un alto directivo del equipo del Licey y familiares de Soto en medio de un partido que los familiares presenciaron y desde entonces se hirió la relación entre Juan Soto y Tigres del Licey.

Audo Vicente llegó a pedir disculpas públicas a Soto, como parte del combinado de los bengalíes.

El lamentable impase que privó a toda la fanaticada, no solo azul, sino del béisbol en general, se dio justo cuando más cerca estuvo de jugar en el patio para todos los dominicanos vistiendo el jersey de las 5 letras. Nunca se logró acuerdo entre las partes desde entonces.

Son varias las evidencias de que la relación no es la mejor...

En una visita Juan Soto hizo a la redacción del medio Diario Libre, este declaró al respecto:

“Al comienzo mi equipo (Washington) no me ha dejado porque desde el año pasado están negados. Hasta ahora he tratado de buscar la forma, pero tampoco he forzado tanto porque también tuvimos un pequeño inconveniente con los Tigres del Licey, pero gracias a Dios hemos hablado, hemos conversado y creo que nadie sabe si podemos estar en paz”.

Ojalá que todo entre Licey y Soto efectivamente se encuentre afectivamente en orden.

El arreglo entre las partes es algo bueno para ambas puntas, para el béisbol y para todos.

Lamentablemente ya a esta altura es difícil que, en efecto, veamos a Juan Soto jugar en la pelota nuestra.

Con el tiempo transcurrido Soto solo ha ido ganando cotización y estableciéndose como una figura grandesligas generacional, escribiendo su nombre al lado de otros alcanzaron grandes hitos, escribiendo los únicos y propios, proyectando ser grande entre grandes, con posibilidades reales de Salón de la Fama, aún siendo su carrera tan joven.

Es sino el mejor, uno de los mejores bateadores de MLB, tanto que si alguien tiene probabilidad de superar el mejor contrato de la historia (el de Mike Trout) entre los actuales, es él.

Así que, el incidente con los Tigres del Licey puede que nos haya quitado el poder verlo jugar en LIDOM.