Los Nacionales han sido durante los últimos 10 años, un año tras otro contendientes a los playoff

Los Nacionales probablemente seguirán sin expectativas durante un tiempo. Sin embargo, tienen un gran atractivo, la incandescencia de Juan Soto y en el Opening Day dicho fuego se hizo sentir.

Los Nats tienen un tiempo para seguir trabajando en una extensión de Soto. Ayudó que su oferta de $350 millones a Soto en el invierno no incluyera dinero diferido. No obstante, Soto lo rechazó. Eso deja a la propiedad en una posición incómoda.

La historia reciente de los Nacionales ha sido bastante clara: pagan por lanzar. Hacen ofertas por jugadores de posición. Hay una diferencia. Necesitan pagar por Soto. Si Juan Soto es realmente Ted Williams 2.0, aquí dice que hay que mantener a Ted Williams 2.0 hasta que deje de jugar béisbol. No es una conclusión inevitable que Soto tiene que llegar a la agencia libre en 2025. Los Nats encontraron una manera de llegar a un sí con Boras y Stephen Strasburg en 2018. Pueden llegar a un sí con Soto.

Por ahora, también ayuda que Soto tenga una confianza preternatural sobre el equipo de este año, sin importar que Scherzer esté en la casa club de los Mets, Strasburg probablemente todavía esté a semanas de su debut en 2022 después de la cirugía del síndrome de salida torácica el otoño pasado, y que su suposición en cuanto a quién va a ser el cerrador es tan bueno como cualquiera en este momento.

 

Con Soto bateando segundo, Nelson Cruz tercero, Josh Bell cuarto y el emergente Ruiz quinto, los Nacionales deberían anotar. Pero muchos equipos de la Liga Nacional anotarán más con el DH universal en su lugar. Eso no es bueno para los abridores y el bullpen de Washington, que probablemente será un trabajo en progreso durante toda la temporada. Puedes soñar que Strasburg recuperará al menos parte de su forma de 2019, y que el control deslizante de Patrick Corbin nuevamente se convierte en un lanzamiento mortal, y que los buenos momentos de Erick Fedde continúan creciendo, y que Cade Cavalli se levanta aquí definitivamente por el receso del Juego de Estrellas.

Eso es mucha esperanza. Soto es la principal pero no la única.

Disfruta viendo a Cruz y Bell golpear bombas. Queda ver si Víctor Robles, después de dos años mediocres, puede restablecerse como uno de los mejores jardineros centrales defensivos de la Liga Nacional: cualquier ofensiva es un valor extra. Siga la línea de desarrollo de Joshua Gray como abridor a tiempo completo, y Ruiz como receptor diario, como llamador de lanzamientos, enmarcador y manejador de un personal.

Sin embargo, sobre todo, maravíllese con el tipo que corre hacia el jardín derecho todos los días y maravíllese con su grandeza diaria en todos los sentidos. Hay cosas mucho peores que puedes hacer en una noche de verano, incluso ver a un equipo para quien una temporada de .500 ahora sería una señal de progreso, no de alarma.