La disciplina y habilidad de la nueva estrella de los Padres es aún más impresionante ahora que todos lo ven en persona.

Lo vieron en la televisión. Lo veían en vivo seis o siete veces al año. Lo conocían por su reputación... Pero no es lo mismo dentro que fuera.

Soto llegó a San Diego la noche del 2 de agosto ya estando entre los bateadores más exitosos del juego, a los 23 años. Baste decir que las listas de cosas que ha logrado, en términos de producción, alta tasa de boletos y baja tasa de ponches, a su edad están pobladas casi exclusivamente por miembros del Salón de la Fama y ciertos futuros miembros del Salón de la Fama.

Pero después de dos semanas de tenerlo en su equipo, los Padres están más asombrados que nunca. Simplemente no lo entienden. E incluso cuando lo hacen, no lo hacen.

No sé cómo no hace swing en esos lanzamientos”, dijo Manny Machado. 

Manny Machado en camino de tener su propia placa en Cooperstown,  agregó: "... Es muy divertido verlo, parado justo detrás de él en el círculo de espera y ver cómo se ocupa de sus asuntos y se acerca a esos turnos al bate".

Se necesita mucho para sorprender a Bob Melvin, quien ha estado en el béisbol profesional casi el doble de tiempo que Soto ha estado vivo. Ha visto mucho.

Pero nunca dirigió ni jugó contra Ted Williams, Eddie Mathews o Ty Cobb. Jugó contra Tony Gwynn. Pero haber visto a la Mona Lisa no hace que La última cena sea menos impresionante.

“Es increíble”, dijo Melvin. "Realmente es. … Realmente es increíble”.

Lo que es, es la combinación más rara de cognición, reconocimiento y visión.

El porcentaje de embase de .428 de Soto hasta el martes fue el 12º más alto en la historia para un jugador en los primeros 578 juegos de su carrera. Sus 476 bases por bolas la tercera mayor cantidad.

Jake Cronenworth es un analista muy crítico del juego. El compañero de equipo de Soto con frecuencia es el centro de los debates de la casa club sobre una miríada de temas. Puede explicar WAR y WRC+y DRS, todas las métricas. Juega tres posiciones dentro del cuadro para los Padres como si hubiera escrito el libro sobre sus fundamentos. Conoce repertorios de lanzadores y estudia sus turnos al bate y los de los demás como si fuera a haber un examen sorpresa en cualquier momento. Persigue lanzamientos fuera de la zona de strike con tan poca frecuencia como casi cualquier persona en las ligas mayores.

Pero Cronenworth estaba incrédulo cuando recordó una entrada de Soto contra Smith, donde Juan Soto ni siquiera había tenido la tentación de hacer swing al mismo lanzamiento en casi el mismo lugar en una cuenta completa con el que él fue engañado.

Le pregunté sobre eso el otro día”, dijo Cronenworth, refiriéndose a una consulta a Soto sobre dónde intenta tomar la pelota y reconocer qué lanzamiento viene.

“Lo que él piensa es lo mismo que yo pienso. Mira aquí y luego mira aquí. Y hago lo mismo. Y yo digo, 'Pero hago swing en algunos lanzamientos que tomas, y ya estás caminando a mitad de camino a la primera base'. …"

" Simplemente no entiendo. Él es mucho mejor." dijo Cronenworth

Sí, lo es. Es casi sobrehumano.

El lanzador de los Padres Mike Clevinger,  también expresó su asombro.

Es como si todo estuviera sucediendo mucho más lento para él. Cada vez que ves una aparición en el plato, se enfrenta a un tipo que lanza 96 con un slider, y está escupiendo mientras la bola va hacia él y queda por muy poco justo fuera de la zona y sabe que es una bola. ¡Él sabe que es una bola! Eso es muy raro de ver”.

Soto estaba bateando .246 con un porcentaje de embase de .408 para los Nacionales esta temporada. Ingresó el miércoles bateando .319 con un OBP de .458 en sus primeros 13 juegos con los Padres (y conectó sencillo en su primer turno al bate).

Y eso es mientras se hace un ajuste sutil, o más bien, mientras los lanzadores hacen un ajuste en la forma en que se acercan a la aparición en el plato de Soto.

En todo el clubhouse de los Padres ha sido igual. Todos impresionados con Juan.

Pero Juan Soto identifica que la alineación de los Padres y el batear delante de Manny Machado, es una ayuda aue debe aprovechar.

Definitivamente se siente muy diferente”, dijo Juan Soto “…Los lanzadores vienen a atacarme porque saben quién está sentado detrás de mí. Esa es una de las cosas que he estado viendo en las últimas semanas. En realidad es muy diferente. Puedo ver dónde creen que está mi debilidad. Antes estaba por todos lados. Así que ni siquiera sé dónde estaba mi verdadera debilidad. Así que ahora llevo dos semanas en esta alineación y puedo ver dónde intentan atacarme más, qué intentan hacer, hacia dónde intentan ir más”.

Los lanzadores siempre han ido y siempre irán cuidándose de Juan, lo hacen bajito o afuera principalmente. Es cómo lo están haciendo ahora. Está viendo más lanzamientos en la zona en los primeros tres lanzamientos de sus turnos al bate, independientemente de la cuenta (50 por ciento a 44 por ciento).

Trataron de ir con mi debilidad cuando estaba con los Nacionales”, dijo. “Pero van con eso después de tirar tres bolas al suelo. Esa es la diferencia aquí. Simplemente van directo a eso. Me van atacando, me atacan. Solían hacer eso en el '19 y el '18. En 2020 y 2021, bajaron un poco porque sabían que no tenía tanto respaldo".

Lo que los Padres pensaron sobre Soto antes, lo están presenciando ahora. Él ve la pelota diferente.

Hay algo simple en el bateo y es buscar la pelota en el medio del plato, si no está allí, no hacer swing”, dijo Melvin.

Otros jugadores lo prueban o planean intentarlo. Soto lo hace. Porque es capaz de hacerlo.

“Veo la pelota muy profunda”, dijo Soto. “No me preocupa que me ataquen ni nada por el estilo, porque creo en las manos rápidas que tengo. Así que eso es lo que hago”.

La teoría dice que él también recoge lanzamientos antes. Reconoce el giro antes y traduce lo que ve más rápido, casi como si todos los demás estuvieran viendo un video y su cerebro estuviera tomando una serie de instantáneas.

“Parece que capta desde dónde (el lanzador) lanza la pelota, el giro, qué tan pronto reconoce el lanzamiento, en comparación con algunos de los mejores en el juego, es como 10 veces mejor que todos los demás”, dijo Cronenworth.

Sobre el estudio de su bateo por su compañero Jake, Juan contestó:

"No te sé decir." A la mega estrella le cuesta explicar lo que le sale tan natural.

"Nosoy como todos los demás." dijo Soto.

El "Ted Williams"  de esta generación prosiguió explicando: "Solo soy Juan. Solo sé que a veces veo y capto las pelotas muy temprano y puedo tomar decisiones”.