El jardinero de los Nacionales de Washington, Juan Soto, dijo que una de las razones por la que quería competir en el Festival de Cuadrangulares era para poder mejorar la forma en que realizaba un swing en la caja de bateo. El dominicano indicó que no creyó que los efectos serían tan inmediatos.

Me siento mucho mejor ahora... Estaba pensando en eso y de verdad... Intenté todo lo que pude en la primera mitad y la pelota aún iba por el suelo ... creo que el Derby me ayudó mucho.

Soto tenía un total de 11 jonrones al finalizar la primera mitad de la temporada, y tenía un promedio de bateo de .283. El mismo llegó al Festival como el octavo sembrado, por lo que tuvo que enfrentarse al líder de esa categoría, Shohei Ohtani. Sin embargo, Soto supo como aprovechar la mayor cantidad de lanzamientos, y luego de pasar a la ronda de desempates dos veces, el dominicano conectó 3 cuadrangulares en los 3 swings otorgados, mientras que Ohtani falló en su primer swing. Además, entre sus jonrones de esa ronda, uno tuvo una distancia de 520 pies, lo que es un récord en este evento.

Luego de ésto, Soto perdió en la segunda ronda contra el ganador de la noche, Pete Alonso. A pesar de esto, esa noche representó una victoria para el jugador de los Nacionales, ya que a partir de entonces tiene un promedio de bateo de .538 (13-7) con 3 cuadrangulares en la serie contra los Padres de San Diego.