Puede ser un instante y ser efímero, la lógica indica que debe ser así algo temporal, una buena racha de comienzos de temporada, puede ser así pero igual si algo necesitaban los Astros de Houston es una batalla como esta, a la altura del juego ocho.

Siri vs McCormick y suena como una pelea de boxeo pero no, José Siri y Chas McCormick están peleando cada oportunidad con su bate, ya no es solo es la defensa y la velocidad no, ahora hay ofensiva de buen nivel; Siri se la pone a más de 450 pies a Bumgarner y todo se entiende.

Ayer y hoy

Antes estaba George Springer y alguien más y era bonito, sonaba bien pues Springer es de esos jugadores que hacen por cinco y cuando salió del elenco sideral, se sintió un vacío enorme.

Pudo ser así por largo tiempo, pudo ser y lo fue pero en el salvaje oeste siempre hay lugar para la aventura y de este modo, como dos aventureros aparecieron José Siri y Chas McCormik.

Realidades

Al momento de escribir este texto ambos batean más de 400 y tienen un OPS de más de 1000; Siri tiene un cuadrangular, esa ilusión óptica ante Madison Bumgarner y McCormick ha pegado par de buenos dobles.

It ain't over 'til it's over.

Los dos quieren aprovechar al máximo cada turno, cada minuto en el campo; Dusty Baker lo sabía y desde el Spring Training dejó abierta la competencia.

Todos tienen que ver con Siri y con McCormick de hecho cuando la ofensiva de los Astros ahora mismo está en un slump son los únicos que están bateando y haciéndolo bien.

De hecho los pesos pesados del equipo como José Altuve han hablado maravillas al respecto pues ambos, Siri y McCormick derrochan gran energía dentro y fuera del terreno.

La temporada todavía es larga y eso es real, no van ni diez juegos aún pero igual, este arranque de estos prospectos de los Astros de Houston, va siendo una de las notas agradables de este 2022.

Y la historia puede acabar mañana o en unos minutos, como sea las sensaciones son excelentes e ilusionan a los fanáticos del béisbol en general.