Si los Guardianes de Cleveland siguen gobernando la División Central de las Grandes Ligas a día de hoy es en gran parte al aporte de José Ramírez, eso seguro. El toletero dominicano ha demostrado que puede cargar sobre sus hombros la responsabilidad ofensiva de su conjunto y en la jornada de este viernes lo volvió a demostrar en un duelo que acabaron ganando los suyos por pizarra de 5x2 sobre un rival directo, los Medias Blancas de Chicago.

El oriundo de Baní despachó su cuadrangular número 23 de la campaña, hecho que lo convierte por ley en el mejor bateador con el que cuentan los Guardians. El batazo se produjo en la parte baja del sexto episodio y ocurrió en un momento clave del encuentro, ya que los locales se hallaban 2x0 por detrás en el marcador y dicho estacazo de vuelta completa sirvió de descuento y de motivación para que despertaran.

Al final con un ramillete de 4 rayitas en la siguiente entrada acabaron dándole vuelta al encuentro y colocándole cifras definitivas al mismo para obtener su victoria número 64 del campeonato.

El bambinazo Mr. Lapara fue monstruoso. Quizás no son tan sorprendentes los 390 pies que recorrió pero sí la altura que alcanzó y la magnificencia del momento posterior al swing.