Desde que empezó la temporada José Ramírez no ha dejado de batear. En sus primeros cuatro partidos había conectado tres extrabases, entre estos un cuadrangular, remolcando cinco carreras en 16 turnos al bate, mientras colocaba una línea ofensiva de .375/.444/.688.

En su quinto partido las cosas no serían diferentes, pues bateo de 5-3 con una carrera anotada y seis remolcadas, luego de conectar un triple y cuadrangular con las bases llenas en la novena entrada.  Ramírez abrió el partido con sencillo al jardín central, en la tercera entrada conecto triple remolcador de dos vueltas para colocar a losGuardianes de Cleveland arriba en el marcador frente a los Rojos de Cincinnati.

Con el partido empatado a cuatro carreras por bando en la última entrada, José Ramírez lideraría la ofensiva de su equipo con un cuadrangular con las bases llenas, que colocaba a su equipo 10 por 4 en el marcador, que fue suficiente para la tercera victoria consecutiva del equipo. El batazo con las bases llenas tuvo una velocidad de salida de 103.6 millas por hora y recorrió 375 pies.

Era el tercer cuadrangular con las bases llenas de Ramírez en su carrera, que también combinó con un triple, siendo la cuarta vez que conecta en un mismo partido, los batazos de más bases.

Hace algunos días, Ramírez firmó una extensión de contrato por 124 millones de dólares y cinco años con los Guardianes, que contarán con el jugador hasta 2028 al incluirse una cláusula de no cambio.

En 21 turnos al bate en 2022, Ramírez ha conectado nueve hits, cinco de estos extrabases, mientras ha remolcado  once carreras, líder de las mayores, colocando una línea ofensiva de .429/.478/.905.