Cuando los Yankees de Nueva York canjearon al lanzador Jordan Montgomery por el jardinero Harrison Bader con los Cardenales de San Luis lo hicieron convencidos de que era un gran trato. Al fin y al cabo el pitcher no estaba rindiendo tanto como ellos quería y por otro lado, estaban haciendo hueco para el recién llegado desde los Atléticos de Oakland, Frankie Montás.

Sin embargo, las cosas no parecen haber resultado como los Bombarderos esperaban. Por un lado, Montás no ha sido la garantía que auguraba ser y por otro, el zurdo que pusieron rumbo a Misuri ha demostrado que todavía tiene conejos en la chistera.

El rendimiento de Montgomery con el uniforme de los Pájaros Rojos ha sido superlativo, registrando par de victorias en igual número de salidas, incluida una contra su exescuadra.

Quebrando récords

Como nuevo baluarte de la tropa que dirige el mánager Oliver Mármol, Monty ha brindado 11 entradas de lujo desde la lomita. En ese periodo de trabajo no ha permitido carreras, solo ha recibido 6 imparables y ha otorgado apenas 3 boletos, al tiempo que ha recetado por la vía del ponche a 9 oponentes.

En su más reciente apertura, ayer contra los Cerveceros de Milwaukee, volvió a poner en evidencia su valía. Lanzó 6 episodios inmaculados en los que solo le pegaron 4 hits y logró abanicar en 8 ocasiones a los adversarios lupulosos.

De esta manera, se convirtió en el primer pitcher de los Cards que logra victorias en sus 2 primeras presentaciones con el club desde que lo hiciera Al Jackson en 1966.

Palabras del mandamás

Sobre el gran accionar de Jordan, el timonel de San Luis dijo lo siguiente:

"Esta fue una salida impresionante, seguro. Es un tipo que ha estado allí antes en un gran escenario, lo que sabíamos cuando entró. Ese (en referencia a su actuación en la quinta entrada) es un ejemplo perfecto de él sabiendo que si mantiene la compostura, estará bien, y él hizo exactamente eso".