El ex lanzador de los Yankees de Nueva York, Jordan Montgomery, llegó a los Cardenales de San Luis para la fecha límite de cambios en un movimiento que vio partir de las filas de los Cards al carismático jardinero calibre Guante de Oro, Harrison Bader.

Sorprendió la partida de Bader a los Yankees debido a se encontraba lesionado y no vería acción en una buena porción de lo restante de temporada y por la conocida necesidad de lanzadores en el Bronx.

Finalmente los Yankees de Nueva York se hicieron de los servicios deFrankie Montás tras no conseguir quedarse con el también dominicano Luis Castillo.

Jordan Montgomery ha sido hasta el momento una bendición para San Luis que descansaba su rotación en los cuestionables Mike Mikolas y Adam Wainwright, sin mucho más qué buscar.

Los Cardenales sedientos por estabilizar su rotación vieron en Jordan Montgomery una oportunidad, y la misma le salió una ganga. Ha sido un movimiento que ha resultado mucho mejor de lo esperado.

Mientras la magia de la temporada de ensueño que llevaba los Yankees hasta la pausa del Juego de Estrellas se ha desvanecido, unos aguerridos Cardenales han ido dejando atrás un tambaleante inicio para en esta segunda mitad establecerse en la cima de la División Central de la Liga Nacional.

Ha sido un antes y después de Jordan Montgomery para ambos equipos independientemente de si él no es toda la razón en el curso de las cosas para ninguno de los equipos.

Lo cierto es que Jordan Montgomery ha corrido con mejor desempeño en los Cardenales y ha sido esencialmente el nuevo as de los rojos.

Jordan Montgomery sólo permitió un hit y los Cardenales de San Luis derrotaron el lunes 1-0 a los Cachorros de Chicago para lograr su octava victoria consecutiva, la racha de mayor cantidad de la temporada.

Albert Pujols abrió el séptimo con un jonrón entre el jardín izquierdo y central para su séptimo jonrón en sus últimos 10 juegos y el número 14 en general en su última temporada en las Grandes Ligas. Fue el 693 para el dominicano ahora a 7 de la mítica marca de los 700 jonrones.

Hubo una notable ronda de aplausos de la multitud de Wrigley Field de 29,719 cuando el tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional rodeó las bases con su segundo hit de la noche. Esa carrera fue todo lo que necesitó Montgomery (7-3). El zurdo ponchó a siete y no dio bases por bolas en el primer juego completo de su carrera, mejorando a 4-0 en cuatro aperturas desde que fue adquirido en un intercambio el 2 de agosto con los Yankees de Nueva York.

El novato Christopher Morel conectó un doble con dos outs en el tercero para el único hit de Chicago. Morel se apresuró a tercera cuando el campocorto Paul DeJong manejó mal el tiro del jardinero izquierdo Tyler O'Neill. Pero Montgomery retiró a Nick Madrigal con un roletazo a DeJong, poniendo fin a la entrada.

Montgomery hizo 99 lanzamientos para los líderes de la División Central de la Liga Nacional en el primer partido de una serie de cinco juegos, 65 strikes.

Chicago desperdició una gran actuación de Smyly (5-7) en su segunda derrota consecutiva después de una racha de cinco victorias al hilo. El zurdo permitió cuatro hits, ponchó a seis y dio dos boletos en siete entradas.

Para los Yankees la historia ha sido una opuesta a la del buen ritmo de estos Cardenales. Nueva York no ha podido disfrutar aún de resultados positivos respecto a la adquisición de Montás. Es un momento contrario a su primera mitad en la que todo salía bien, ahora simplemente todo sale mal.

Han sido semanas y semanas duras para los Yankeestas que ven triunfar a ex yankees con sus nuevos conjuntos. Joey Galloha funcionado para los Dodgers, y Jordan Montgomery es ha sido clave en la lomita de San Luis. Mientras nueva York sufre tremenda debacle. A veces las cosas, tan solo resultan de una manera que es difícil explicar y estamos obligados a aceptar.