Los Mets de Nueva York llenaron de ponches a los Piratas de Pittsburgh e igularon un récord en las Grandes Ligas con protagonista dominicano en el partido.

Jacob deGrom, Seth Lugo, Joely Rodríguez y Trevor May se combinaron para recetar un total de 20 ponches en el encuentro, empatando la marca de más abanicados en un juego de nueve innings.

Los lanzadores neoyorquinos estuvieron comandados por el estelar derecho, quien concretó otra brillante actuación en el montículo ante la escuadra bucanera con 13 recetados en cinco entradas completas.

Joely Rodríguez siguió con la fiesta de abanicados en el compromiso y estuvo intratable tras laborar dos capítulos y propinar cinco ponches.

Mientras que los relevistas Lugo y May cerraron la memorable actuación en el morito con uno recetado cada uno, concretando la victoria de la escuadra de Queens.

La marca es la máxima cantidad de ponches en un encuentro de nueve episodios en la historia de la franquicia de Nueva York, superando el récord de 19 que habían alcanzado en la presente temporada.

Curiosamente, deGrom y el quisqueyano formaron parte de esa hazaña junto al cerrador Edwin Díaz cuando lo lograron frente a los Bravos de Atlanta, el pasado 7 de agosto.

Most strikeouts in 9-inning game, Mets history:

Today deGrom + Lugo + Rodríguez + May: 20

8/7/22 deGrom + Rodríguez + Díaz: 19

10/6/91 David Cone: 19

4/22/70 Tom Seaver: 19

20 strikeouts are tied for the most in a 9-inning game since 1900, the 9th instance overall (2nd this yr)

Es el segunda vez en la vigente campaña que ocurre el hito y la novena en nueve entradas desde 1900. Los 20 ponches de deGrom, Lugo, Rodríguez y May dejó atrás también los 19 de Tom Seaver y David Cono en las temporadas de 1970 y 1991, respectivamente.

Números de Joely Rodríguez

Además de los cinco recetados, el nativo de Santo Domingo se quedó con el triunfo en el duelo, siendo la primera que consigue en el año.

El zurdo dejó su marca en 1-4, 55 ponches, WHIP 1.42, 45.2 entradas laboradas y una efectividad de 4.73 en 50 apariciones en el montículo con los Mets.

El criollo fue clave para que la novena se mantenga en el liderato de la División Este de la Liga Nacional, a un juego de ventaja sobre los Bravos de Atlanta.