Todos lo saben, todos menos él quizás o bien lo sabe y entonces busca pasar de ingenuo, puede ser, Joe Girardi es un tipo inteligente, curtido en las más duras batallas del contexto beisbolero y sus casi diez años como timonel de los Yankees de Nueva York dan la mejor idea.

Y es así, hoy, mientras escribo, el viejo Joe aquel admirado por Gay Talese, en su genial escrito, el hombre de la crisis, el que emergió de las derrotas y forjó a base de sudor su legado; en este minuto puede estar recibiendo la llamada de la despedida, de su adiós como manager de los Philies de Philadelphia.

Y puede ser hoy o mañana o en unos días pero la verdad es que desde hace ratos, Girardi está demás en su puesto; su historia llegó a su fin tal vez desde ese día en que los Mets le remontaron aquel juego para vencer 8-7.

Deja vu

Este domingo, la historia se volvió a repetir, los Philies ganaban 4-3 en el noveno, Girardi alargó la estadía del relevo y llegó el vuelacercas para empatar y luego un doble fe Eduardo Escobar para decidir el choque a favor de los de Queens.

Con la derrota, los Philies sumaron su décimo fracaso en los últimos catorce desafíos y fijaron el cotejo particular con los Mets 3-9.

Al terminar el juego, Girardi fue increpado sobre el resultado y acerca de un posible despido a lo que respondió con cierta astucia, alegando no tener preocupaciones al respecto.

Phillies manager Joe Girardi says he isn't worrying about his job status:

Una salida rápida

El estratega aseveró que nunca piensa en el tema, solo se enfoca en su trabajo y en hacerlo bien.

Al respecto señaló que la derrota fue frustrante pero hay que pasar página y seguir.

El resultado, llegó solo unas horas después que el periódico, The Philadelphia Inquirer publicara declaraciones de varios peloteros del equipo respecto al mal momento que viven.

Las voces

El jardinero Nick Castellanos alegó falta de interés para asumir los juegos y cierta apatía en el grupo.

A su vez el veterano Kyle Gibson comentó que la escuadra está como empantanada, anclada en una misma dinámica perdedora.

Por su parte Zack Wheeler afirmó tener esperanzas de revertir el paso actual, pues no van ni 50 partidos aún.

Como sea, este lunes, los Philies comienzan serie contra los Gigantes, con marca de 21-27, más cerca del último lugar del este de la Liga Nacional, los Nacionales de Washington que de los Meta, de quienes están separados a 10,5 juegos.

En capilla ardiente

Y Girardi no está preocupado, en su último año de contrato, con el equipo de cuarta mayor nómina de Las Mayores, 233 millones de dólares, con el MVP de la Liga Nacional, Bryce Harper y jugadores estrellas como JT Realmuto y el propio Castellanos; con todos ellps , Joe Girardi va en caída libre al vacío y el final, aunque demorado, es iinminente.

La hora del adiós ha llegado y ha sido largo pero todos saben que es el momento, hasta el propio Girardi pero se trata de Joe Girardi y hasta el último minuto no tirara la toalla.