Los Astros de Houston siguen demostrando por estos días que son un equipo de época. Por varios años han gobernado la División Oeste de la Liga Americana y aunque en esta temporada 2022 de las Grandes Ligas unos muy fuertes Angelinos de Los Ángeles han salido al paso, eso no ha hecho mella en ellos. Ya son 24 los triunfos que contabilizan, lo que les permite seguir en lo más alto de su zona con 1 juego de diferencia sobre la tropa de los Halos.

Otra de las adversidades que han superado con creces es la ausencia del campocorto Carlos Correa, quien en el último mercado decidió cortar su vínculo con el cuadro sideral y marcharse los Mellizos de Minnesota por un muy jugoso contrato. En su lugar los del estado de Texas colocaron a un joven dominicano Jeremy Peña que era desconocido para la mayoría, pero que a día de hoy está en boca de todos.

El chico asumió la responsabilidad como todo un veterano y ha respondido en gran forma, justificando así la tremenda oportunidad que le brindó la organización naranja. En este momento de la campaña sigue bateando a diestra y siniestra, y una prueba de ello es el cuadrangular que bateó en esta jornada del martes frente a los Medias Rojas de Boston.

Tremendo tablazo

En lo que fue una verdadera paliza de Houston sobre los Red Sox por pizarra de 11x4, el chico nacido en Santo Domingo pegó su séptimo jonrón de campeonato. Fue un estacazo con las bases limpias que apareció en el segundo inning y que sobró con comodidad el mítico monstruo verde del estadio Fenway Park.

En este duelo, se fue de 5-2 con vuelacerca, 1 carrera anotada y otra impulsada, lo que dejó su línea ofensiva en .278/.339/.876, sus rayitas remolcadas en 21 y sus anotaciones en 19.