Los Astros de Houston se jugaron parte de su prestigio y competitividad dejando ir a Carlos Correa en la temporada baja. Todos pensaron que lo más sensato para el equipo sería preservarlo así tuvieran que entregar cualquier cantidad de dinero a cambio, pero los siderales tenían otros planes.

Tras la marcha del campocorto boricua a los Mellizos de Minnesota, un joven dominicano de nombre Jeremy Peña fue quien se tuvo que hacer cargo de la posición que dejó el antiguo número 1 del cuadro de Texas, y vaya que ha cumplido con creces.

Con apenas 24 años de edad todos dudaban de si estaría listo o no para el Big Show. No obstante, sus números hablaron por sí solos ni bien iniciar el Spring Training y de igual manera, lo han hecho durante lo que va de campaña en este 2022.

Lució con cuadrangular

Hoy contra los Marineros de Seattle el chico nacido en Santo Domingo dio otra gran muestra de lo que puede aportar a la causa de los Astros.

Corría la parte baja de la sexta entrada cuando con un compañero a bordo, ante los envíos del serpentinero zurdo Marco Gonzales, Jeremy Peña mandó a volar la bola por el jardín izquierdo. Fue una travesía de 422 pies la que realizó la esférica para dar cuenta de uno de los batazos más monstruosos que ha pegado el sustituto de Carlos Correa.

Fue el quinto jonrón de la zafra para él y también la misma cantidad para su carrera como ligamayorista. Con el bambinazo arribó a 12 carreras empujada y 14 anotadas.

Sus números al finalizar el encuentro, que por cierto ganó Houston por pizarra de 3x0 quedaron de la siguiente manera: línea ofensiva de .215/.292/.468, con un OPS de .760 y 17 imparables en 79 turnos al bate.

Otro que la sacó

La primera rayita de los locales llegó de la misma manera que las otras 2 aportadas por peña. En el cuarto inning, el cubano Yordan Álvarez pegó tremendo estacazo de vuelta completa sin gente en las almohadillas para inaugurar el marcador.