Una de las firmas más importantes de la temporada baja de las Grandes Ligas de cara a esta campaña 2022 fue la del campocorto Javier Báez por los Tigres de Detroit. Aunque muchos pensaban que iría a otra organización, el boricua terminó acordando con el cuadro bengalí por un lapso de 6 años de servicio a cambio de 140 millones de dólares.

No obstante, las cosas no le han ido muy bien desde que se colocó el uniforme de la franquicia de Michigan. En este momento, posee una poco elogiable línea ofensiva de .195/.236/.302, acompañada de apenas 3 cuadrangulares, 7 dobletes, 13 carreras impulsadas y 10 anotadas.

Eso ha hecho que gran parte de la fanaticada de los Tigers y del béisbol en general lo haya criticado duramente por estos días, situación que ha hecho todavía más álgido la dramática circunstancia que atraviesa.

Sin embargo, su guante lo ha mantenido a flote. Como es común en él, El Mago ha demostrado que puede fildear lo que ningún otro, motivo por el cual aunque su bate ha sido criticado, sus actuaciones no han sido del todo un desastre.

Prueba de ello son el par de intervenciones que realizó el día de hoy frente a los Mellizos de Minnesota, al que los suyos derrotaron por pizarra de 7x5.

2 tremendas jugadas

La primera de sus acciones tuvo lugar en la parte alta del quinto episodio ante un batazo de Luis Arráez. Fue una rola complicada que tuvo que atrapar con el guante del revés para luego girar y tirar a la inicial, todo en la misma secuencia.

La segunda ocurrió en el inning siguiente contra un batazo de su compatriota José Miranda y fue bastante similar, pero mucho más complicada.

Sin lugar a dudas, la magia todavía está presente en la defensa del parador en corto puertorriqueño.