Para algunos unas son de cal y para otros de arena. Así es el juego del béisbol, y no hay mejor frase que esa para describir las situaciones paralelas pero muy diferentes que viven actualmente los campocortos boricuas Javier Báez y Carlos Correa.

Ambos cambiaron de equipo para esta temporada 2022, El Mago se mudó de los Mets de Nueva York a los Tigres de Detroit tras una larga pasantía de 8 zafras en los Cachorros de Chicago, mientras que Showrrea pasó 7 años en los Astros de Houston antes de firmar con los Mellizos de Minnesota.

Sin embargo, no se parecen en nada los momentos que atraviesan uno y otro. Báez se adapta cada vez mejor al cuadro felino, al Comerica Park y a todo lo que tiene que ver con su nuevo club. Por su parte, Correa sufre lo indecible para poder rendir con unos Twins que esperan mucho más de él.

Eso quedó evidenciado el día de hoy cuando les tocó enfrentarse. Carlos tuvo una jornada muy gris y todo lo contrario Javy, que le pegó a la bola con contundencia en par de ocasiones.

Lo curioso es que el ganador del encuentro fue Minnesota por pizarra de 5x4, pero eso no quita que hoy el tigre ruja con fuerza viendo cómo el gemelo sufre para encontrar su mejor versión deportiva.

2 buenos tablazos

En un total de 4 turnos, Correa se fue ponchado en 3 de ellos y en el otro, apenas atinó a batear una rola por la tercera base y a embasarse por jugada de selección luego de que un compañero suyo fuera forzado en la segunda almohadilla.

Caso opuesto el de Báez, quien se fue de 3-2, con un boleto, un jonrón, 1 carrera anotada y 4 remolcadas, demostrando mucha sapiencia y madurez en cada uno de sus turnos.

En el sexto inning impulsó la primera rayita de Detroit con un largo doblete hacia terrenos del jardín derecho en el cual por muy poco la bola no abandonó el parque.

2 episodios más tarde pegó jonrón de 3 carreras para poner 4x3 por encima a los Tigers.

Lamentablemente la ventaja no se sostuvo gracias a múltiples errores defensivos en el noveno capítulo (Acá puedes ver el desastroso final del juego por parte de la defensa de los visitantes).

Charlaron un rato

Durante una de las pausas comerciales del cotejo, Javier Báez y Carlos Correa aprovecharon la ocasión para intercambiar algunas palabras.

¿Le habrá dicho el ex de los Cubs a su compatriota cuál es el secreto de su éxito?