Cuando los Tigres firmaron a javier Báez por seis años y US$140 millones en noviembre pasado, sumaron su destacada defensa, con la que ha acumulado 49 Carreras Defensivas Salvadas en el campo corto desde el 2016 y ganó Guante de Oro de la Liga Nacional en el 2020. También es el más claro ejemplo del deseo del equipo por dar el próximo paso en su proceso de reconstrucción. Esto es lo más importante que marca la llegada de "El Mago" a Detroit, hace mucho tiempo que los seguidores de los Tigres desean sentir que van por una oportunidad de competir verdaderamente.

Hay una calle detrás de la cerca del jardín de uno de los campos de Tiger Town, y los autos que pasan a veces reducen la velocidad para tener una vista de la acción en el terreno. Por lo general, no hay riesgo de que una pelota de béisbol de en el parabrisas. Pero cuando el campocorto de los Tigres de Detroit, Javier Báez, está en el plato, las cosas cambian.

Hubo un casi accidente  durante una sesión vespertina de práctica de bateo de Báez. A Miguel Cabrera solo se le escuchó cuando narró el salvaje palo:

“ ¡Pa'la calle !” Cabrera gritó cuando la pelota salió volando. Luego, al notar el tráfico, gritó: “ ¡Carro! Carro! ”

Afortunadamente la pelota no golpeó el auto.

"¡Javy, casi golpeas ese camión!" gritó un aficionado.

La principal adquisición de la agencia libre de los Tigres está haciendo sentir su presencia los entrenamientos de primavera con el uniforme de Detroit. Está haciendo en la práctica lo que siempre ha hecho en los juegos: Magia defensiva en el campo y grandes batazos en el plato.

“Estoy feliz de estar aquí y listo para jugar. Estoy listo para el nuevo capítulo y para ver hasta dónde podemos llegar”.

El manager AJ Hinch dijo que los Tigres le dieron a Báez un contrato de seis años y $140 millones porque es un campocorto de élite.

“Es realmente tan simple como eso: queríamos un campocorto de élite, y obtuvimos uno que quería estar aquí. Era importante que Javy aceptara lo que estábamos haciendo. Ha estado en un equipo ganador, ha sido un jugador ganador. Ciertamente ha tenido sus altibajos, como todos los jugadores, pero creemos que su mentalidad ganadora se sumará a este grupo y nos llevará al siguiente nivel”.

En los grupos de práctica de bateo su personalidad dinámica se ha mostrado.

Báez dijo que conoce a muchos de sus compañeros de equipo, se comunicó con varios a través del chat grupal de temporada baja.

“Siempre he sido un líder. Voy a ser yo mismo”.

Hinch dijo que espera que Báez tenga un gran impacto en la manada bengalí.

“Es el jugador más dinámico que puedes encontrar en la liga. Eescuchamos su experiencia, creo que puede marcar la diferencia”.

El jugador más simbólico y respetado es sin duda Miguel Cabrera. El muy admirado seguro futuro miembro Salón de la Fama dijo:

“Vamos a seguirlo. Cuando él diga ‘vamos’, nosotros iremos. Estoy bien emocionado de jugar a su lado y ojalá podamos tener un gran año juntos y poder poner a este equipo en la postemporada”.

Un gran compromiso y responsabilidad bien grande para Báez. Pero el joven de 29 años no se presiona de más.

“Voy a ser yo mismo. Voy a estar cerca de todos. Tengo que dejar que primero se me acerquen para poder agarrar confianza y estar con todos los muchachos”.

Por ahora, simplemente está tratando de ajustar a sus entrenamientos en una organización distinta a los Cachorros. Fue cambiado a los Mets a mitad de la campaña pasada.

“Se siente muy bien. Me sentí así cuando me cambiaron y las cosas salieron muy bien en Nueva York, así que estoy listo para este nuevo capítulo y ver qué tan lejos podemos llegar”.

Ahora asegura estar en forma, listo para aumentar el volumen de trabajo de cara a la campaña regular.

“Hay muchos muchachos jóvenes y también muchos jugadores contra los que he jugado antes. Entonces, trataré de irme ajustando en el equipo y aprender cosas nuevas”.

Parte de esa experiencia de aprendizaje podría incluir buscar opiniones sobre batear en el Comerica Park. Ha jugado ocho encuentros allí desde el 2018, ligando para .333 (de 42-14) con un doble, tres jonrones, ocho empujadas y OPS de .927. Cuando firmó, sin embargo, dijo que las amplias dimensiones del estadio podrían permitirle tener la confianza para utilizar todo el terreno y poner la pelota en juego.

No es un ajuste demasiado grande, afirma “El Mago”.

“El estadio en Detroit, mucha gente dice que es muy grande, muy largo, pero por mí está bien, porque así tienes más espacio para darle a la bola. Ésa es la clave. Quieres batear la pelota hacia donde no haya nadie y ahí (Comerica) tienes más espacio. Los jonrones van a llegar y si damos jonrones está bien, pero lo que queremos es darle duro a la pelota”.

Su deseo priomordial para el 2022 es contar con salud.

“Primero que todo es estar saludable, al igual salud para todo el equipo y los muchachos en todo el sistema. Y luego, obviamente, tratar de ganar, tratar de llegar primero a la postemporada y ver qué tan lejos podemos llegar en los playoffs”.

Javier Baez quiere llevar a este equipo una mentalidad ganadora. Juego  a juego. Ir por ganar y luego ver en qué resulta.