Luego de un 2021 bastante opaco, Jasson Domínguez no quiere dejar a lugar a las dudas, las mismas que lo llevaron al puesto número 3 dentro de los Yankees de Nueva York, de acuerdo con MLB.Pipeline, luego de ser el primero.

El dominicano irrumpió en las granjas de los Mulos con un alto impacto mediático, producto del lugar en donde estaba y de su condición; 5,10 de estatura y 220 libras de músculo puro.

Números

En clase A alta y baja, Domínguez bateó sobre 250 con una decena de cuadrangulares y  casi 40 remolques en más unos 120 partidos.

Se vio muy ansioso, desesperado por conectar, haciendo swings amplios, hacia arriba, como buscando siempre votar la pelota y eso lo deslució bastante.

Pero Jason Domínguez es competitivo, por ello los scouts se fijaron en él y al final terminó en la mejor organización y sabía que necesitaba ajustar su mecánica, hacer cambios, ser resiliente y el resultado no se ha hecho esperar.

Presente que ilusiona

En este 2022, después de un comienzo algo lento en abril, en mayo el caribeño se ha puesto en modo serio en clase A; tal como lo reflejan sus números, 310 de promedio, 419 de OBP y 563 de slugging, además de 982 de OPS, segundo en toda la liga.

Si un elemento descolla  en esta evolución es el tema de lo paciente que ha sido en el home, mostrando selectividad y capacidad para discriminar mejor los lanzamientos y en ocho encuentros en junio ya registra un 364 de porcentaje de embasados.

Modo serio

Todo parece indicar que el prospecto se está poniendo para las cosas y de dudas no quiere saber nada, tal como lo muestra su línea de bateo general, 258 de average, con 6 jonrones y 26 carreras impulsadas.

Si algo necesitaban los fanáticos de los Yankees de Nueva York es tener estas noticias sobre una de sus estrellas del futuro; por ahora el hombre está haciendo el trabajo y da gusto verlo chocar la bola con el poder que proyectan sus muñecas.