Hablar de Jasson Domínguez no es nuevo en las conversaciones de béisbol. A pesar de que es un novato, su firma 5 millones de dólares con los Yankees de Nueva York fue tan popular y sonada que automáticamente entró en el radar de propios y extraños. Todos decían: "Si le dieron esa cantidad, algo debe tener este chico", y la verdad es que al verlo todos quedaron anonadados. Era un jovencito que no llegaban al 1.80 de estatura, pero que pesaba casi 90 kilogramos, eso sí, de puro músculo.

Desde ese entonces, casi 3 años han pasado y varios son los que han estado siguiendo su rendimiento en las categorías inferiores de los Mulos del Bronx. Al principio las cosas no fueron bien para él ya que había muchos defectos en su juego, pero poco a poco se ha ido amoldando a lo que quieren los preparadores del club y la verdad es que parece estar teniendo el momento más dulce y prometedor de su corta carrera por estos días.

Su mejor época

En este instante, El Marciano, tal y como es apodado Domínguez, posee una línea ofensiva de .256/.359/.424, con 6 jonrones, 14 dobletes y 1 triple, además de 26 carreras impulsadas y 40 anotadas en apenas 54 cotejo, en la categoría Clase A.

Esto contrasta fuertemente con su primer año entre Rookie y Clase A, en el que en 57 compromisos logró hilvanar un hilo de bateo de .252/.353/.379, con 5 vuelacercas, 9 tubeyes y 1 triplete. Asimismo, contabilizó 19 rayitas empujadas y 31 anotaciones.

Las estadísticas no mienten, y todo apunta a que poco a poco, pero de manera sostenida, el nivel de A-Low se le queda corto al joven de 19 años nacido en Esperanza.

Demostración de poder

Tan solo en el día de ayer, el poderoso jardinero dejó una clara evidencia de lo que puede hacer cuando está encendido. En el duelo entre sus Tampa Tarpons y los St. Lucie Mets, que ganó su escuadra por pizarra de 14x2, logró disparar de 5-3, con par de dobletes, 3 carreras anotadas y 1 base por bolas.

¿Será la hora de que lo suban a la categoría Doble A? No lo sabemos con certeza, pero tampoco hay que descartar la inminente posibilidad.