El cambio de aires le hizo bien a Trey Mancini, quien llegó dispuesto a repartir leña a los Astros de Houston y lo está haciendo de gran manera a fuerza de cuadrangulares.

El inicialista aterrizó a la organización de Texas totalmente encendido y ya acumula tres jonrones en cuatro partidos disputados con la escuadra dirigida por Dusty Baker.

El tercer bambinazo del toletero fue un grand slam por todo el jardín izquierdo del Progressive Field de Ohio y amplió la diferencia del conjunto de Houston en la parte alta de la tercera entrada en el encuentro ante los Guardianes de Cleveland.

El ex Orioles destruyó una recta del derecho Hunter Gaddis, que se quedó en la zona de poder, llevándola hasta lo más lejos del left field. Fue su decimotercer vuelacerca, batazo que salió del bate a una velocidad de 100.6 millas por hora y recorrió una trayectoria de 377 pies de distancia.

Más temprano, el designado mandó a volar el segunda tablazo de cuatro esquinas con el uniforme de Houston para igualar las acciones en el compromiso.

El jugador está teniendo una extraordianria jornada con el madero y ha remolcado cinco de los ocho carreras que ha fabricado los Astros frente al pitcheo de Cleveland.

Con el par cañonazos ante los Guardianes, el bateador se convirtió en el primer pelotero desde 1901 en jonronear en sus dos primeros turnos al bate con diferentes equipos en la historia de las Grandes Ligas, de acuerdo con Stats By Stats.

He's the first player in the modern era to homer in each of his first 2 starts with each of his first 2 MLB teams.

Números en 2022

Mancini acumula .269 de average, 13 cuadrangulares, 48 rayitas impulsadas, 42 anotadas, 98 indiscutibles, .345 en porcentaje de embasado y un OPS de .771.

Desde que llegó a los Astros todos los hits han sido jonrones para el primera base y registra siete carreras empujadas en cuatro desafíos.