Solo dos salidas bastaron para Huáscar Ynoa en esta temporada de Grandes Ligasy fueron suficiente para que los Bravos de Atlanta decidieran sacarlo de su rotación abridora y lo enviaran a triple A.

El dominicano parecía destinado a encontrar su rumbo en Las Mayores y recibió la confianza de Brian Snitker,pero su comienzo fue un guion extendido del cierre de campaña de 2021, cuando se desplomó por completo, tras un comienzo exitoso, de 44,2 entradas de labor y 3,02 de efectividad.

Ilusión que no ha sido

Para muchos Ynoa, uno de esos lanzadores dotados de un talento natural, con buen físico y recursos para afianzarse en el primer nivel, Ynoa ha sido una promesa que no ha terminado de cuajar y aquí las cosas comienzan a torcerse tal como demuestra su paso por MLB para dar todo el crédito a la afirmación.

Desde sus inicios con los Mellizos de Minnesota, Huáscar Ynoa se ha movido en sucesivos altibajos y al momento de su llegada a los Bravos en 2017 debió luchar para subir al primer equipo en 2019.

Retomando lo que fue su temporada 2021, tenemos que después de regresar de una lesión por fractura en una mano, volvió a finales de agosto, pero jamás reencontró su mejor versión.

Números y más

En este punto, luego de 18 salidas en triple A, sumando 77,2 entradas y una efectividad de 5,68; la organización dio a conocer que Ynoa debió someterse a una cirugía Tommy John por lo que se perdería el resto de la temporada y parte de 2023.

Si algo faltaba para reafirmar el calvario del criollo en la Gran Carpa era recibir esta noticia, pues a pesar de verse limitado por la llegada de Spencer Strider y la competencia de Kyle Wright, Ynoa aspiraba en algún momento retornar a la lista de 40 del elenco de Georgia.