Desde la llegada del paro patronal en el mejor béisbol del mundo, la mayoría de las negociaciones entre las Grandes Ligas y el Sindicato de Jugadores han resultados infructuosos para llegar a un acuerdo.

Para este jueves 17 ambas partes de nuevo se sentarán para abordar otra jornada de negociación, así lo informa el periodista dominicano Enrique Rojas a través de su cuenta de twitter.

Mientras más hablen, mayores son las posibilidades de un acuerdo.

Grandes Ligas y Sindicato de Jugadores, los tres puntos de la elevada discordia

Uno de ellos pasa por la cantidad de dinero que perciben los peloteros de gran rendimiento, previo a ejercer el derecho al arbitraje salarial.

Al respecto, el Sindicato de Jugadores demanda el establecimiento de un pote millonario de dinero, esto con la finalidad de repartir las ganancias, algo que no objetan los dueños de equipo, no obstante la tranca viene sobre la cantidad de dinero a distribuir.

Aquí la aspiración es del cielo a la tierra. Los jugadores piden 100 millones de dólares y los propietarios ofrecen 15.

Otra de los aspectos pasa por el control en el tiempo de servicio. Los jugadores aspiran a que los elencos no cometan abusos con esa opción, como el ascenso y descenso repetitivo entre las Mayores y las Menores, o atrasar el debut de un prospecto de cartel.

En ese último es una acción que conlleva a la afectación en el conteo de días de servicio del atleta, repercutiendo en sus años de experiencia en el máximo nivel.

Por último tenemos el tope salarial. Se considera que la MLB en este punto cuenta con un sistema poco flexible para sancionar a las organizaciones que más gastan en sus rósters.

Hoy es el día 77 del cierre patronal #MLB, y debería ser el día 1 de #SpringTraining que ya oficialmente está retrasado. Para final de la semana se espera reunión entre #MLBPA y #MLB, veremos que trae el barco...

El deseo del Sindicato es que el tope salarial oscile en los 240 millones de dólares, los dueños consideran apropiados 210 millones.

Dentro de todo este humo negro que ya ha atrasado el inicio de los Campos de Entrenamientos, ambas partes solo han acordado la aplicación del bateador designado universal.

Igualmente, la eliminación de la compensación de selecciones del draft para los agentes libres, esto conlleva a que  los equipos pueden seguir recibiendo una selección en algunos casos si pierden a un jugador en la agencia libre, pero un club ya no perderá una selección por el fichaje de un agente libre.

También han acordado la idea de una lotería del draft, aunque el número de equipos que participarían sigue siendo objeto de debate. La MLB quiere limitarlo a los equipos con los tres peores registros de la temporada anterior, mientras que la MLBPA quiere que ocho clubes sean elegibles.

Del mismo modo, la ampliación de los playoffs, aunque las dos partes aún no están de acuerdo con el número de equipos. La MLB quiere ampliar de 10 a 14 clubes. La MLBPA prefiere 12.

Finalmente, la liga propuso parches publicitarios en los uniformes y el sindicato los aceptó, siempre que la MLB acepte las propuestas económicas del Sindicato.