Si hay un jugador que tiene mucho que demostrar, ese es Gleyber Torres. El venezolano pasó de ser el jugador más prometedor de los Yankees de Nueva York durante el 2018 y 2019 a un jugador del montón durante las últimas dos campañas.

El bajón ofensivo ha sido una alarma para los Yankees y para el mismo, quien no ha dejado pasar por debajo de la mesa, el que tiene que hacer ajustes en su swing y en su mecánica.

El nuevo coach de bateo de los Yankees, Dillion Lawson, lo dijo. El principal foco de ellos es trabajar en la parte baja de su cuerpo. Observar que hizo bien durante 2018 y 2019, dónde bateaba con poder constante, y que cambio hizo en 2020 y 2021 dónde se veía constantemente fuera de balance.

Han estado trabajando desde antes del paro laboral, debido a que Gleyber Torres reside en Tampa, y desde entonces el trabajo y la mejora ha sido amplia, resaltó el coach de bateo.

La capacidad de Gleyber para usar todo el campo ha aumentado, y si antes se iba bien a la banda contraria, ahora lo hace con "autoridad" expresó Dillion Lawson.

"El año pasado batee muchos rollings por intentar jalar la pelota" dijo Gleyber Torres. "Este año me concentraré en irme hacia el medio, tal y como lo hacía antes".

Y es que los resultados ya se ven incluso. Gleyber Torres ya disparó su primer cuadrangular de la pretemporada y casi todos sus contactos han sido catalogados como "barrels" que son aquellos que salen a 90 millas o más.