Una de las características que más ha destacado del tercera base colombiano desde que llegó a las Grandes Ligas del béisbol es su defensa. Ella siempre ha resaltado como una habilidad primaria del expelotero de los Yankees de Nueva York a pesar de que su rendimiento con el bate no es para nada despreciable.

Su línea ofensiva vitalicia en Las Mayores antes del juego de hoy era de .269/.315/.421, lo que para estar en el desarrollo de su séptima campaña como ligamayorista no está nada mal. Aun así, hoy lo que brilló por él fue su guante, en el duelo entre los Mellizos de Minnesota y los Astros de Houston.

Ante un batazo del dominicano José Siri, el nacido en Cartagena puso a prueba sus reflejos y también su brazo, y le respondieron de muy buen modo.

Jugada de lujo

Estaba el marcador 11x3 favorable a los siderales y corría la parte alta de la novena entrada cuando el jardinero quisqueyano disparó por terrenos de la esquina caliente un batazo trepidante que a todas luces parecía que sería cuanto menos un imparable. Sin embargo, ahí estaba el toletero cafetero para decirle que eso no iba a poder ser.

Con tremenda zambullida Urshela tomó la bola, rápidamente se puso en posición de sentado y realizó un lanzamiento perfecto hacia la segunda base para forzar al corredor que venía desde la inicial.

No alcanzó el tiempo para completar la doble matanza, pero el indiscutible no se le anotó a Siri y encima, Gio dejó una muy linda acción para el recuerdo en la memoria de todos los presentes.

Al final el encuentro lo acabaron ganando los Astros para ponerse con récord de 20 triunfos y 11 derrotas, mientras que los Twins quedaron con foja de 18-13.