El reto es grande y todos lo saben incluso él pero lo ha asumido como un verdadero profesional, sin miedos, siendo consistente y eso va marcando la diferencia.

Lo cierto es que la actuación de Jeremy Peña va opacando de a poco la ausencia de Carlos Correa y si en un momento no creyeron, el dominicano va sentando cátedra en campo corto.

Nada casual

No es casualidad, pues desde su irrupción por todo lo alto en la pelota invernal dominicana durante la temporada 2020-2021, Jeremy Peña acaparó titulares.

En ese momento el versátil jugador fue elegido por unanimidad como el Novato del Año por su deslumbrante desempeño con las Estrellas Orientales.

Peña dejó una impresionante línea ofensiva de 305 de average con jonrones y 37 imparables.

Ya para ese entonces los Astros de Houston lo habían firmado en la tercera ronda del draft de 2018 por un bono de 535 mil dólares.

El presente

Hoy la realidad se impone por su peso y de ser una promesa de futuro, el quisqueyano está escribiendo un hermoso presente en la Gran Carpa.

Con el comienzo de la nueva temporada de Grandes Ligas, Peña va siendo sensación con el equipo grande de los siderales y en el segundo juego de la primera subserie entre Astros y Angelinos, el talentoso jugador conectó su primer jonrón, con sus padres presentes en el las gradas del Angels Stadium.

Hijo de gato...

En este punto, la historia da un giro interesante pues Gerónimo Peña, el padre de Jeremy y su mejor asesor fue considerado en su momento como uno de los diez mejores prospectos de los Cardenales de San Luis, allá a mediados de los 80 en el pasado siglo.

Geronimo Peña, who spent seven years in the Major Leagues from 1990-96, including six with the Cardinals, couldn’t stop smiling.

“It’s like winning the lottery,” he said. https://t.co/nYPjJhZu4t

En aquel momento, Gerónimo fue adquirido por los Cards en 1984 y debutó en 1990.

Peña jugó en Bush Stadium hasta 1995 y al año siguiente pasó a los Indios de Cleveland para después acogerse al retiro.

En total disputó 378 juegos en la Gran Carpa, con 30 cuadrangulares y 124 carreras impulsadas.

Cabe destacar su condición de bateador ambidiestro.

En varias oportunidades, Jeremy Peña ha hecho alusión al apoyo recibido por su padre.

No es la primera vez 

Esta no es la primera ocasión que padre e hijo hayan jugado en el primer nivel del béisbol.

En esta lista destacan los nombres de Felipe y Moisés Alou, además de Stanley y Julián Javier.

De igual modo sobresalen T J y Francisco Peña, hijos del legendario Tony Peña y Fernando Tatis Jr y Fernando Tatis.

Para cerrar no podía faltar la sensación del momento, Vladimir Guerrero Jr, hijo de Vladimir Guerrero.

Estimados lectores, hablamos de una tierra de peloteros y esta historia de Jeremy Peña, comienza ahora y se escribe con letras mayúsculas.