Para cualquier pelotero pegar el batazo que acaba con el partido y le da el triunfo a tu equipo es de lo más grande que puede existir dentro del deporte del béisbol. Muchos, incluso, realizan toda una carrera profesional y no tienen jamás esta dicha o beneplácito de poder disfrutar de una experiencia tan maravillosa.

Hoy Gary Sánchez, careta de los Mellizos de Minnesota vivió algo parecido, pero en lugar de recibir elogios o aplausos, se ganó lamentablemente la burla de los fanáticos, quienes en las redes sociales no dejaron de señalar el curioso hecho que lo tuvo como protagonista, el cual se originó en el duelo entre los suyos y los Marineros de Seattle.

Al final, la pizarra acabó en favor de los visitantes, 2x1, y el equipo del dominicano perdió. No obstante, lo que causa gracia es la forma cómo sucedió esto, o mejor dicho, y de manera más específica, el modo en que se desarrolló la acción del último out quien por cierto, fue el mismísimo Gary.

Así se dio el juego

En este compromiso, la novena de Seattle se adelantó ni bien iniciado el encuentro, en el primer episodio. Ellos anotaron un par de carreras gracias a un cuadrangular de Mitch Haniger con un compañero a bordo ante los envíos del abridor Joe Ryan.

Más tarde, el también compañero en los Yankees de Nueva York, Gio Urshela, puso la del descuento por la misma vía, sacando la bola por el jardín izquierdo.

Esto dejaría la mesa servida para que ocurriera el evento del que todos se están mofando en este momento.

 De la gloria a la pena ajena

Con un corredor en la inicial y 2 outs en la pizarra en el cierre de la última entrada, le llegó el turno a El Kraken frente al cerrador Drew Steckenrider. En cuenta de 2 bolas y 2 strikes hizo swing grande y elevó la bola a lo más profundo de los jardines, hizo un bat flip como parte de su celebración, era un Walk-Off inmejorable para dar comienzo a la campaña, todo era algarabía pero... el guardabosques Jesse Winker atrapó la bola y el juego acabó. Derrota para los Mellizos.

El embarazoso altercado produjo una ola de comentarios graciosos en plataformas como Twitter, Facebook e Instagram. Ya el video se hizo viral y es tendencia. Inexplicablemente Sánchez interpretó que la esférica sobraría la barda, quizás pensó que hasta por mucho, pero no fue así. Mal cálculo por parte suya que le arrancó unas carcajadas a los seguidores.