La temporada de 2022 de las Grandes Ligas de Béisbol para los Yankees de Nueva York ha sido exitosa en lo que va de campaña regular. Sin embargo, comenzaron los dolores de cabeza en uno de los momentos más rudos para las 30 novenas del mejor béisbol del mundo.

El rendimiento deportivo arrollador que venían trayendo los Mulos de Manhattan parece que está cayendo. La solidez deportiva que mostraron al inicio de la zafra en la que llevaban una diferencia de casi 15 juegos sobre el segundo lugar se ha estado desvaneciendo poco a poco.

Dicho problema podría empezar a consumir a sus primeras víctimas de cara a la temporada de 2023. Quiénes desde la altísima gerencia podrían cortar por lo sano a varias figuras estelares comenzando por su mánager Aaron Boone y su Gerente Deportivo Brian Cashman

Hace unas semanas el propio piloto de la nave neoyorquina afirmó que las cosas tenían que mejorar sí o sí. Quizás las horas del mánager están contadas para los dueños de los Yankees de Nueva York.

"Las últimas horas no han sido buenas para nosotros ofensivamente", dijo el mánager del equipo de Nueva York, Aaron Boone hace algunos días.

Pese a todas las palabras bonitas que pueden haber desde Nueva York a razón de que aún siguen líderes la cosas en la Gran Manzana no están muy bien.

Desde julio hasta la fecha los Yankees no han tenido un récord en un mes de más victorias que derrotas. De hecho luego del juego de las estrellas cerraron con registro de 13-13, luego en agosto 10 y 18 y en el mes de septiembre tampoco tienen más alegrías que descalabros.

Restándole 28 partidos a NYY, tomará al menos 108 AB. Si mantiene su frecuencia jonronera, conectaría 12 HR para un TOTAL de 65 HR en la temporada.

La parte gerencial de los Yankees tampoco ha sido una mansa paloma. No han podido retener a Aaron Judge con un buen contrato, los refuerzos que han llegado no han sido suficientemente buenos para ponerse la camisa a rayas. Esto sin hablar el tema de las lesiones que año a año han molestado los planes de los 27 veces campeones mundiales.

Los problemas de los Yankees de Nueva York iniciaron el pasado 15 de julio cuando su cadena de 15 juegos y medio comenzó a caer.

Justo para esas fechas el acuerdo de cambios entre los clubes estaba muy vigente. Y quizás las piezas que llegaron y salieron desde Nueva York no hicieron un 'cuaje' perfecto y es una de las cosas que debería reflexionar los dueños del club con el trabajo de Brian Cashman quién escribió un artículo en un destaco medio de los Estados Unidos y detalló que su trabajo puede pender de un hilo.

Los Yankees de Nueva York tienen la segunda sequía más grande de su historia en títulos. No ganan desde el 2009 cuando vencieron a los Filis de Filadelfia.

Una entrevista del mencionado personaje al medio Sportico Sports destacó que quiere seguir en la franquicia muchos años más ganen o no la Serie Mundial. Para esta temporada el contrato que tienen Yankees y el Gerente General se vence.