Gabe Kapler se estrenó en San Francisco con muchas victorias, al hacer tantos movimientos correctos durante todo el año. Los Gigantes ganaron con un récord de la franquicia de  107 juegos esta temporada,  y Kapler ha surgido como la cara de esta organización que anteriormente presentaba a tres dirigentes experimentados en  Dusty Baker, Felipe Alou y  luego  Bruce Bochy.

Ahora,la temporada se reduce a un Juego 5  en el que el ganador se lo lleva todo en la  Serie Divisional de la Liga Nacional el jueves por la noche contra Roberts y sus campeones defensores de la Serie Mundial, los Dodgers. El experimentado manager, Roberts, probado en postemporada, se enfrenta al recién llegado Kapler, con todos sus enfoques innovadores.

 

Antecedentes San Francisco vs Dodgers

Los Dodgers y los Gigantes tienen 109 victorias cada uno. San Francisco ha vencido a Los Ángeles en dos desempates donde el ganador se lo lleva todo. Y después de 24 encuentros esta temporada, estos rivales conocen bien los libros de jugadas del otro. ¿Nerviosos? De ninguna manera, dicen los gerentes Dave Roberts yGabe Kapler.

Adrenalina, nervios, ansiedad... Kapler siempre ha hablado de estas emociones de forma natural.  Incluso habla de ello y otras emociones como algo bueno. Sobre tener nervios:  “No los tengo ahora. Los he tenido, como mariposas o nervios y cosas así ”. ¨Desde la perspectiva de los nervios, creo que los nervios son realmente buenos.¨ Es una filosofía suya de hace mucho tiempo. Cuando ves los nervios como algo natural y como algo bueno, te ayuda a mantener tu confianza.

Gabe Kapler says he sent he a text message over to bench coach Rob Thompson and I said, 'Thomp, I've got butterflies this morning that I haven't felt in a really, really long time. And it feels good.' I love adrenaline. Adrenaline sharpens focus." #Phillies

 

Bajas y altas en su trayectoria en el béisbol

Después de jugar para losMedias Rojas durante la Serie Mundial de 2004, tras ser un jardinero suplente para el equipo campeón de la Serie Mundial 2004, Kapler firmó con los Yomiuri Giants. Fue un fracaso total, bateando solo .153 / .261 / .217 y fue enviado a las menores, luego liberado. Regresó a los Medias Rojas y bateó .247 / .282 / .351 pero sufrió una ruptura del tendón de Aquiles izquierdo el 14 de septiembre de 2005 y se perdió el resto de la temporada.

Eso fue algo desconcertante, por decir lo menos. Recordó Kapler. "Jugué terriblemente en Japón".

 

De ser despedido a dar la grata sorpresa con los Gigantes

Kapler ha aprendido de sus propios fracasos, incluidas dos temporadas decepcionantes con los Filis de Filadelfia antes de ser despedido.

Casisalió de Filadelfia como manager de los Filis cuando le quedaba un año de contrato. Y el porcentaje de victorias de menos de .500 de los Gigantes en la temporada 2020 acortada por la pandemia no le hizo ningún favor. Pero hoy día, incluso sus mayores críticos no tienen argumentos para no verle como favorito para el Gerente del Año de la Liga Nacional, o negar su habilidad para liderar a un equipo que llega con más de 100 victorias y

por encima de los espectaculares Dodgers .

"Tenía una forma bastante estructurada en la que pensaba sobre cómo los juegos de béisbol y un dugout deberían administrarse", dijo Kapler. “Era bastante rígido. Y creo que ahora soy más flexible y menos seguro. Y creo que hago más preguntas, involucro a más personas y escucho más¨dijo a Jason Getz / USA Today

¿Cómo se explica este crecimiento suyo? ¿Qué pasó entre el manager que dejó Filadelfia y el que ayudó a los Gigantes a dominar en el oeste de la Liga Nacional?

Kapler tuvo marca de 161-163 en dos temporadas en Filadelfia. Los resultados medios y algunos errores de gestión de alto perfil significaron el final temprano de su mandato allí.

A los 46 años, Kapler está haciendo las cosas a su manera. Eso incluye discusiones sobre emociones y salud mental con sus jugadores.

Kapler se tomó  tiempo hablando con algunos de sus entrenadores, con sus jugadores en algunos juegos importantes, largas noches y tramos agotadores mientras hacia lo suyo detrás del plato hastaganar la División Oeste de la Liga Nacional en el último día.

El camino no fue fácil ni plano. A través de lesiones importantes, el coincidir jugadores claves con COVID-19 y todos los demás desafíos imprevistos que podrían haber descarrilado a este club.

 

El béisbol no se juega solo en el papel. ¨Creo que siento que entiendo a los seres humanos involucrados y sus niveles de confianza. Y la química y la armonía en la casa club son las cosas más importantes ahora"

Ciertamente, Kapler no es que tiene a todos los fanáticos contentos, y lo normal, se custionan algunas de sus elecciones de bullpen y movimientos de alineación.

 

¿Se reivindica?

Estos resultados positivos de Kapler no tienen nada que ver con silenciar a los críticos. En cambio, todo que ver con su compromiso con el principio de su vida: el crecimiento. Alcanzarlo y enseñarlo. Cree que si puedes confiar en ti mismo cuando todos los hombres dudan de ti, pero también ten en cuenta sus dudas.

Tal como lo ve Kapler, su éxito con los Gigantes, por sorprendente que sea,no es una reivindicación de los desaires pasados. Más bien una validación por su énfasis en elautodesarrollo.

Su contratación con los Gigantes en 2019 fue recibida con vehementes críticas, en gran parte debido a su manejo de un incidente que involucró a sus jugadores en 2015 cuando era director de la granja de los Dodgers.

Para Kapler, el progreso no es un evento. Es un viaje.

De esta manera, Kapler es como todos los demás, viviendo y aprendiendo. El crecimiento es inevitable y no depende de los resultados. Todos los resultados producen crecimiento.

La respuesta fácil es señalar el fracaso como precursor del éxito futuro, presumir que un momento o una iluminación particular cambió sus estrellas. Prefiere dar crédito al proceso, que avanza a través de triunfos y fracasos por igual. Los resultados, buenos y malos, no son más que alimento para el algoritmo, no merecen demasiado crédito, excepto en su contribución colectiva al crecimiento.

No es bueno con los Gigantes ahora porque falló en Filadelfia. ¿Quién puede decir que no habría sido bueno en Filadelfia con más tiempo y las aplicaciones de las mismas lecciones que trae a San Francisco? ¿Quién podría concluir que aún no creció incluso si los Gigantes no sorprenden a todos esta temporada?

“Creo que las personas simplemente crecen con el tiempo”,dijo, “y cambian y se adaptan. No es como una sola cosa. Queda mucho crecimiento y desarrollo. Creo que siempre he estado buscando formas de mejorar".

 

Más de la filosofía de Klaper y el crecimiento continúo

La autenticidad de Kapler pasó la prueba de los veteranos de los Gigantes.Buster Posey , Brandon Crawford , Evan Longoria, Brandon Belt , Darin Ruf , todos prácticamente con campañas en el personal de Kapler con juego estelar. Parecen renovados bajo el nuevo régimen.

Kapler dijo que se merecían el crédito sus jugadores. Lo acogieron a él y al personal, inyectando su experiencia como parte de la aceptación del nuevo programa. Su sello de aprobación es muy importante para Kapler, quien aceptó el enorme desafío de reemplazar una leyenda en Bruce Bochy.

Al mismo tiempo, las raíces de Kaplerestán en el desarrollo de jugadores. Entonces, mientras él y sus colaboradores intercambian notas sobre los puntos más finos del juego, sobre cómo maximizar y preservar su grandeza, Kapler y su personal también están encargados de preparar a la juventud. Desde enseñarles cómo escuchar su cuerpo y la importancia de ser honestos sobre cómo se sienten, hasta tener conversaciones de la vida real sobre la familia y la presión.

La verdad que Kapler entiende que el desarrollo no cesa. Lo que hace que la casa club de los Gigantes sea próspera es el hilo de la superación personal. Y quizás lo que hace que Kapler encaje tan bien es su perspectiva sobre la necesidad de uncrecimiento continuo y la búsqueda de ese punto dulce de carácter.

Así que estaba bien que la gente no creyera en Kapler. Y algunos todavía no lo hacen. Y ahora que está ganando, el desafío es no perderse en los elogios, ser firme en su mentalidad de desarrollo incluso cuando el éxito estimula su vanidad.