Las Grandes Ligas están siendo más agresivas que nunca al experimentar con nuevas reglas. Se trata de experimentar y esperar a ver los efectos. En Liga Atlántica se usan árbitros robots desde 2019.

La regla del "doble gancho"  vigente durante toda la temporada en la Liga Atlántica, fue adoptada para alentar a los equipos a mantener a los lanzadores abridores en los juegos más tiempo. Consiste en que un equipo para usar un bateador designado debe hacerlo mientras use a su lanzador abridor.

 

¿Es la regla del 'doble gancho' una buena idea?

Bueno, la intención sería incentivar a los equipos a dejar a los lanzadores abridores en el juego por más tiempo.

Pero entendemos que en cambio, resultaría en que se operaría de manera más similar a como lo hacen en los juegos de la Liga Nacional, donde no hay designado. Pues no hay doble pérdida. Cuando el lanzador termina, termina y simplemente pierden a su peor bateador. No puede nadie arriesgarse a que el principal bateador, un JD Martínez no obtenga un turno al bate si su lanzador abridor sufre una lesión en la primera entrada. Cierto, hay una excepción por lesión, está bien, pero si el abridor simplemente tiene una salida inusualmente terrible. Los equipos se protegerían contra esto, especialmente en los partidos importantes. Como tal, desde acá no nos parece una medida útil.  Además no es compatible con el designado universal.

Por lo general un bateador designado es un bateador estrella, alguien que está en la acción gracias a su bate. Y que su permanencia en juego tenga que ver con cuánto tiempo permanece el lanzador abridor es a lo menos absurdo.

Se aprecia el intento de devolver al lanzador abridor a un rol protagonista, disfrutando de él por más entradas, pero esta regla del  "doble gancho" no es el camino. Es suficiente con instalar el bateador designado universal.

A simple vista, claro, la regla del "doble gancho" evita que los equipos usen más lanzadores (abridores adentro por más tiempo, menos cambios de pitcheo) pero al mismo tiempo, obliga a los equipos a ir sin bateadores talentosos en el puesto de designado.

Como la mayoría de los cambios de reglas / experimentos realizados en la Liga Atlántica, solo porque se está probando la regla del doble gancho, no significa necesariamente que sea un hecho que se lleve a las grandes ligas en el corto plazo. Pero al mismo tiempo, estaríamos mintiendo si se dijera que no fue frustrante que la liga decida dedicar tiempo y recursos a algo como esta regla.

No estamos seguro de qué problema resuelve esta regla. Todo lo relacionado con el uso del lanzador en estos días nos dice que los equipos priorizarán el mejor enfrentamiento en el montículo (zurdo-derecho, tercera vez en el orden, etc.) sobre tratar de restar un turno al bate más de su bateador designado.

Todo lo que hace la regla del "doble gancho" es dar turnos al bate a jugadores relegados a la banca o mismos lanzadores, turnos que deberían ir a jugadores como Nelson Cruz y Giancarlo Stanton  y no vemos cómo eso ayude en nada.