Uno de los peloteros más criticados en los últimos tiempos es el boricua de los Mets de Nueva York, Francisco Lindor. Esto como consecuencia del gran contrato que firmó con el conjunto de la Gran Manzana y al cual según la mayoría, no ha podido responder ofensivamente como se esperaba. Si bien su estadía en el elenco azul y naranja no ha sido un desastre no es menos cierto que para estar cobrando un total de 27 millones de dólares por año, su producción ha estado baja.

Si tomamos en cuenta su época con los Indios de Cleveland (hoy llamados Guardianes de Cleveland) nos daremos cuenta de que en efecto, su desempeño con el madero ha mermado. No obstante, parece que por estos días hay buenas noticias para el mánager Buck Showalter y la fanaticada metropolitana, ya que Paquito parece haber despertado de su largo letargo y está viendo la bola muy clara en los últimos compromisos.

Se levantó la bestia

Antres del duelo de hoy frente a los Gigantes de San Francisco, en el cual los suyos cayeron derrotados por pizarra de 9x3, el oriundo de Caguas mostraba unas excelentes estadísticas en sus 10 cotejos previos.

En ese periodo, su línea ofensiva fue de .290/.404/.526, con un OPS de .931, 2 jonrones, 1 doble, 1 triple, 11 carreras impulsadas y 12 anotadas. Sí, parece que Mr. Smile hizo los ajustes necesarios y ahora está a punto de comenzar a brindarle muchísimas alegrías a los simpatizantes del cuadro de Queens.

Hoy también bateó

La buena racha de Francisco Lindor parece seguir adelante y extenderse. Aunque los Mets perdieron por una amplia diferencia, él bateó de 4-2 , con jonrón incluido. El mismo tuvo lugar en la entrada número 6. La pelota abandonó el parque por el jardín izquierdo y recorrió una distancia de 403 pies de distancia. Fue el octavo cuadrangular de la campaña para el shortstop puertorriqueño.

De seguir así, no cabe duda que este toletero de 28 años podría recobrar su condición de líder ofensivo de unos Mets que dominan ampliamente la División Este de la Liga Nacional con marca de 29-17.