Bryce Harper  esta temporada está registrando uno de sus mejores años en las Grandes Ligas, y una de las mejores en toda la historia de la liga.

Harper monta todo un spectáculo a la hora de jugar béisbol. Su grandiosa lectura de los lanzamientos, sus dotes ofensivos además acompañándolo de una pasión y cualidades personales como su personalidad chispeante que hacen más entretenido aún seguir a un jugador de su gran talento.

Sin embargo, los grandes aportes de Harper, que no ha quedado a deber en ningún sentido, ni en lo que hace en el terreno, ni con las ventas de camisetas y una de las caras más relevantes de las Grandes Ligas. Pero los Filis sí, le están debiendo.

El conjunto de Filadelfia parece en camino a desperdiciar una  temporada más de Harper que está en su mejor momento. Este año es una de ls principales figuras en la carrera al MVP.

Los Filis no han jugado un partido de postemporada desde 2011.  Han cosechado 75 victorias haste este momento, en este año, y necesitan un gran empujón para pasar a  postemporada.

Los Filis otorgaron unos de los contratos más longevos y millonarios a Harper, donde queda claro que en el último tramo las expectativas no es que Harper esté contribuyendo de la mejor manera. Pero, con miras a aprovechar los primeros años de su contrato para colocar talento a su alrededor y hacer un equipo contendor.

Los años más importantes de cualquier contrato a largo plazo son los primeros. Pese a ser un grancontrato de $ 330 millones el que sea a largo plazo, 13 años,  ayuda a amortiguar eso, y el mismo equipo había declarado que sí tenían presupuesto y flexibilidad para agregar otras luminarias y construir un equipo competidor.

El valor promedio anual (AAV) de Harper's de $ 25.38 millones, es costoro pero para poner en contexto solo los Dodgers llevan cinco jugadores con AAV más altos esta temporada que Harper, claro superan la línea para el impuesto de lujo mas es un conjunto de jugadores talentosos y no han dejado ni una cita a pelear por campeonato.

Los Filis, luego de firmar Harper, han agregado dos piezas de altro presupuesto, a Zack Wheeler y JT Realmuto, por lo que no se les puede acusar de no gastar. Lo que no han desarrollado sus piezas de dentro de la organización.

Los Filis no han dado con la fórmula, no han encontrado camino, han experimentado una y otra vez.

Su rotación es débil y poco confiable, han probado siendo creativos con el bullpen, y nada ha resultado bien.

Los Filis cuentan con una fanática que sabe responder en los buenos momentos, asidua a consumir de su equipo, pero han dejado sentir el descontento con la franquicia, y pese a la grandiosa temporada de su popular y muy querida figura, Harper, al cual aclaman de MVP, han estado asistiendo poco al estadio.

Harper posee un OPS de 1.053 en 126 juegos, contando hasta la jornada de ayer viernes. Desde 1930 solo Ryan Howard que registró un OPS de 1.084 en 2006 y Mike Schmidt terminó en 1.080 en 1981 han culminado con una temporada mejor en ese apartado.

Los Filis, durante las últimas semanas, se han enfrentado a un grupo de equipos que no son de los mejores. Esos equipos han decidido atacar a Harper y no lanzar a su alrededor, en su mayor parte, porque es una prueba para los lanzadores que podrían necesitar demostrar su valía en septiembre.

Este fin de semana, los Filis se está enfrentando a los Mets , un equipo que todavía está arañando las débiles esperanzas de postemporada.

En caso de que Filis logren avanzar a postemporada, igual no lucen que puedan llegar muy lejos. Pero que Harper tenga la oportunidad de luchar en esa etapa de la contienda, valdría la pena que pueda coquetear con la oportunidad de seguir aportando en la manera que lo ha hecho en un escenario donde pueda existir retribución a su equipo.

Un bateo de .313/ .427/ .626 para un OPS+ 183  como registro de que Harper le ha dado a los Filis todo lo que prometió, y pero la franquicia aún no logra su parte.