No en todas las temporadas tienes la oportunidad de ver a un bateador conectar 60 jonrones en las Grandes Ligas. Aaron Judge llegó a esa cantidad este martes 20 de septiembre y causó el descontrol total en el Yankee Stadium.

La estrella de los Bombarderos del Bronx y principal candidato a ganar el MVP en la Liga Americana sacudió el cuadrangular histórico en la parte baja de la novena entrada, comenzando con la remontada de los Yankees, en ese entonces.

"El Juez" la llevó a casi mitad de gradas por el jardín izquierdo donde un grupo de aficionados iniciaron una disputa por quedarse con el vuelacerca del jugador.

Un grupo de fanáticos estuvieron por varios segundos peleándose por la bola bateada por Judge hasta que un estudiante de 20 años se quedó con el bambinazo.

"Fue una locura. La pelota golpeó la parte alta de las gradas y rebotó hacia nuestra sección. La agarré y la abracé con mi cuerpo”. declaró el fan de los neoyorquinos.

El joven no la pensó dos veces y decidió entregar la bola a la organización a cambio de conocer al jardinero estelar, algunas pelotas y un bate autografiado por el pelotero.

La lucha de los aficionados por quedarse con el vuelacerca es una muestra de lo que ocasiona Judge en cada turno al bate en la presente zafra, registrando un desempeño ofensivo para los libros de récord en la MLB.

El cuadrangular de Aaron Judge lo empató con Babe Ruth con la segunda mayor cantidad de jonrones (60) una misma campaña en la historia de la Liga Americana, quedando a solo uno de la marca de Roger Maris, quien despachó 61 en 1961, también con los Mulos del Bronx.

"El Juez" proyecta 65 tablazos de cuatro esquinas en la ronda regular, lo que sería un récord en el joven circuito. A los Yankees le restan 15 encuentros para que finalice la primera fase, siendo un tiempo suficiente para implantar la marca histórica en las Grandes Ligas.