El propietario de Los Ángeles Àngels, Arturo Moreno, anunció su intención de vender el club de béisbol después de dos décadas bajo su dirección. Moreno, quien cuenta con mucha experiencia en publicidad, se convirtió en el primer propietario mexicano-estadounidense de un equipo en los deportes más importantes de Estados Unidos en 2003 cuando compró los Ángeles por 184 millones de dólares a Disney.

La compra llegó luego que el equipo ganó la Serie Mundial de 2002 ante los Gigantes de San Francisco, siendo el primer gran movimiento de Moreno, la firma del ex toletero de los Expos de Montreal, Vladimir Guerrero, dando un mensaje a los fanáticos que estaba dispuesto a gastar para ganar.

Hoy la franquicia está valorada en más de 2,200 millones de dólares y ha contado con ingresos por encima de los 3,200 millones de dólares en la última década. A pesar de varios contratos que terminaron en fracaso y asistir una sola vez a postemporada en las últimas diez temporadas, han logrado una ganancia operativa superior a los 200 millones de dólares.

"Ha sido un gran honor y un privilegio ser dueño de los Angelinos durante 20 temporadas. Como organización, hemos trabajado para brindarles a nuestros fanáticos una experiencia asequible y familiar en el campo de béisbol mientras presentamos alineaciones competitivas, que incluyeron a algunos de los mejores jugadores de todos los tiempos”, dijo Moreno en su comunicado.

En 2012, Moreno y los Àngels mandaban un mensaje al mundo del béisbol al firmar al mejor pelotero del momento, Albert Pujols por 254 millones de dólares y diez temporadas, al lanzador CJ Wilson por cinco temporadas y 77.5 millones de dólares y al ex MVP Josh Hamilton por cinco temporadas y 125 millones de dólares. A pesar de estos movimientos el equipo sólo llegó a postemporada en 2014, por lo que estas firmas fueron un total fracaso al menos dentro del terreno.

10 años después, las cosas aún siguen igual, no importa que cuenten en su plantilla con los dos mejores jugadores de Grandes Ligas y uno de las mejores terceras bases de los últimos años. Los Angelinos nunca lograron avanzar más allá de la ronda divisional de los playoffs durante el mandato de Moreno.

En su última danza de los millones, firmaron a Mike Trout por 426 millones de dólares y doce temporadas, Anthony Rendon llegó al equipo con contrato de 275 millones de dólares por cinco temporadas y se espera que la sensación del pitcheo y bateo, Shohei Ohtani, firme una extensión récord superior a lo conseguido por Trout.

Ohtani será elegible para el arbitraje salarial después de que expire su contrato actual de dos años y 8.5 millones de dólares al final de la temporada actual. Cualquiera puede adivinar cuánto costaría mantener a la estrella bidireccional y el MVP reinante de la Liga Americana en una extensión a largo plazo.

Por supuesto, el acuerdo de Trout, así como los $152 millones restantes en el contrato del antesalista Anthony Rendon, plagado de lesiones, hacen que la situación contractual de Ohtani sea más difícil de manejar a partir del 2024.

“Aunque esta difícil decisión fue totalmente nuestra elección y merecía una gran consideración, mi familia y yo finalmente llegamos a la conclusión de que ahora es el momento. A lo largo de este proceso, continuaremos administrando la franquicia en el mejor interés de nuestros fanáticos, empleados, jugadores y socios comerciales”.

“Las consecuencias potenciales de la decisión de Moreno de vender podrían ser enormes”, fueron las palabras del periodista deportivo Jeff Passan. 

Los Angeles Angels owner Arte Moreno says he's exploring selling the team.

Los Ángeles cuentan con ingresos enormes y nunca han tenido una nómina superior a los 183 millones de dólares, por lo que posiblemente esto pronto cambiará.

¿Quién o quiénes serán los nuevos dueños de esta franquicia?

El tiempo nos dirá y quizás los fanáticos por fin puedan celebrar.