A pesar de contar con la misma alineación titular de los últimos años, donde han dominado a plenitud su división, la campaña no inicio con buen pie para las Medias Blancas.

El plantel de Chicago, llamado a luchar por el banderín de la Liga Americana, durante la primera parte de la temporada 2022 en las Grandes Ligas no logró los resultados que se esperaban al exhibir renta de 46 victorias con igual cantidad de fracasos para ubicarse a tres rayitas del primer lugar de la división central de la Liga Americana.

Durante la celebración del All-Star Game en los Ángeles  dos de los integrantes del plantel de los White Sox recibieron preguntas acerca de supuestas situaciones en el vestuario del equipo.

Tim Anderson, torpedero que por segundo año intervine en Juegos de Estrellas, expresó sobre el tema: "Nadie sabe realmente lo que está pasando... Ya sabes, mucha gente con muchas opiniones. Pero nosotros en el interior riendo, ¿sabes a qué me refiero? Pero entendemos que cuando estás pasando por muchas cosas, va a haber muchas opiniones. Lo más importante es no aceptar realmente esas opiniones y simplemente mantener el rumbo y mantenerse enfocado".

Sin embargo Anderson resaltó el repute del equipo antes del receso del Juego de Estrellas, donde lograron salir airosos en cinco de las seis presentaciones que realizaron, mientras que en los últimos diez juegos registran record de siete sonrisas con tres descalabros.

Por su parte el cerrador del conjunto Liam Hendriks dejó las siguientes afirmaciones durante su rueda de prensa: "No sé de dónde vino la fuente. Tengo mis indicios, pero aparte de eso, el club está bien".

"No hay problemas en el club con ninguna decisión, con ninguna broma, con ningún tipo de falta de liderazgo o algo as. Es una familia muy fuerte el club".

La única forma que le resta al plantel de chicago para eliminar todas estas especulaciones es lograr abrir la segunda mitad del campeonato con buenos resultados, donde tendrán que aprovechar los cuatro encuentros que sostendrán frente a Cleveland, su más cercano rival en la tabla de posiciones.