Pedirle grandes promedios a Juan Francisco a estas alturas, realmente sería insensato. Sin embargo, el oriundo del barrio El Silencio de Villa Altagracia se las ha arreglado para ser productivo en esta etapa de su carrera y su vuelta a los Gigantes del Cibao. La temporada pasada fue el líder de cuadrangulares (7) y de carreras impulsadas (27), en este torneo parece que va por lo propio.

Con 18 empujadas, "Gabi" va líder en este departamento, una más que Leody Taveras, 17, de Águilas Cibaeñas. En cuanto a jonrones, iniciando la jornada del 30 de noviembre lleva 2, uno menos que el líder, Jorge Bonifacio, 3, de Tigres del Licey.

No podemos tampoco señalar que la línea ofensiva de .187/.319/.293/.612 de Francisco es una aceptable. Sin embargo, su promedio secundario (secA) al menos está siendo por encima del promedio, la liga va .227 y Francisco va .295. Recordar que esta medición llamada "secA" le da una mayor importancia al poder y busca mostrar la capacidad ofensiva del bateador más allá de su porcentaje de bateo regular.

Luis Polonia 1872

Rafael Batista 1250

Miguel Diloné 1239

Jesús R. Alou 1218

Winston Llenas 1188

Félix José 1142

Manuel Mota 1112

Tony Peña 1034

Por otra parte, sus carreras creadas cada 27 outs (RC27) es de 3.34, ligeramente por debajo de la media que es 4.24 y que se estima que pueda subir si se toma en cuenta que su BA es de .333 con hombres en posición anotadora. Para tener una idea de lo que se está señalando en esta parte, de sus 18 producidas, 17 vinieron en esta circunstancia.

Cumplido ya más del 62 % de los partidos de esta campaña, hay que decir que ha sido una temporada de total contraste para él, porque su OPS+ de 97, siendo 100 la media, para el OPS+ Francisco está por debajo del promedio, pero con posición para terminar con dos lideratos aún importantes en el béisbol.

Al final del camino, ¿Fue una buena decisión del Licey al cambiarlo o fue una de las tantas que han salido mal para ellos? Recordemos que Francisco fue enviado a Gigantes desde el Licey por Rosell Herrera, el cual aún siquiera ha podido debutar con el conjunto azul.

En su carrera de invierno, Herrera promedio de bateo de por vida de .169 en parte de tres temporadas, todas con los Gigantes, equipo que lo seleccionó como el pick # 2 global en el draft de 2013.

 

Ver esta publicación en Instagram