Caribes de Anzoátegui y Tiburones de La Guiara fueron parte de un episodio lamentable en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) al ocasionar una de las trifulcas más salvajes en la historia de la pelota invernal.

Asdrúbal Cabrera y el dominicano Carlos Castro fueron los ¡Bochornoso! Asdrúbal Cabrera provoca trifulca histórica en Venezuela (acento.com.do) tras un jonrón conectado en la parte alta del octavo inning del partido, que se llevó a cabo en el Estadio Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz, en Venezuela.

El incialista de los Tiburones se perreó el cuadrangular mirando a la banca de Caribes, que provocó que ambas bancas se vaciaran y comenzara la pelea momumental entre ambas organizaciones.

Además del puñetazo de Cabrera, ocurrió otro momento detestable en medio de la revuelta. el lanzador del conjunto escualo, Edubray Ramos lanzó un pelotazo que terminó conectando en el rostro de Liarvis Breto, pelotero del equipo anzoatiguense.

El relevista de La Guaira entró desde el bullpen con una pelota y disparó a quemarropa donde el también lanzador de “La Tribu Oriental” fue perjudicado en plena situación descontrolada.

El grave accionar del derecho de la escuadra salada pudo convertirse en una tragedia dentro del terreno de juego. El pitcher de los aborígenes terminó con un hematoma en la frente.

Ambos equipos estuvieron intercambiando palabras durante todo el encuentro. El primer encontronazo inició en la primera entrada del desafío cuando Castro descargó su primer vuelacerca de la noche.

El quisqueyano se perreó el batazo de cuatro esquina soltando el bate en la primera base lo que generó la reacción de la novena local. A pesar de eso, los umpires lograron controlar la situación y seguir con el juego.

En la alta de la sexta entrada, el toletero de los guairenses sacudió su segunda bambinazo de la jornada y volvió a provocar al equipo contrario y toda su fanaticada, que no paró de abuchear al pelotero.

Ya para el tercer tablazo de “La Mole”, Asdrúbal Cabrera no permitió que el slugger le diera la vuelta al cuadro con puñatazo, que dio arranque a una de los peores trifulca en la historia del béisbol venezolano.

Se espera que la LVBP tome medidas extremas tras los lamentables acontecimientos en el “Chico” Carrasquel.