Los Yankees de Nueva York esperaban una infusión de poder y productividad de Gary Sánchez. Las cosas no han resultado como habrían querido.

La necesidad de un receptor y ver qué hacer con el dominicano, se convirtió en tema de todos los días para los fanáticos Yankees en la temporada baja previo al cierre patronal.

Desafortunadamente, no se pudo discernir una mejora en el mercado, por lo que el equipo le ofreció a Sánchez un contrato final y esperando mejoría, a pesar de la clara evidencia de que sería mejor seguir en otro lugar.

 

Cachorros dejaron mal parados a los Yankees 

Al final del frenesí de firmas del béisbol, antes de al menos dos meses de inacción, los Cachorros le demostraron vergonzosamente a los Yankees que en realidad se puede fichar a un receptor agente libre y al mismo tiempo tener un supuesto respaldo de nivel All-Star en el roster. Chicago firmó con Yan Gomes un contrato de dos años y $ 13 millones, lo que dejó a muchos preguntándose cuál era el plan para Willson Contreras, entrando en su último año de control.

Los Yankees deberían estar entre los que se hagan esa pregunta. Tanto Contreras como Sánchez están en sus últimos años antes de la agencia libre. Tanto Contreras como Sánchez son una rareza detrás del plato, en términos de su herramienta de poder. Contreras, ciertamente, tiene la ventaja en términos de generar confianza en su rotación, y es un líder más grandilocuente. Sánchez, aunque todavía tiene un gran talento, sin duda lo hará mejor en otro lugar que no sea Nueva York.

Los Yankees tendrían que sumar algo más a Sánchez para hacer un trato por Contreras, aprovechando que el receptor de los Cachorros actualmente se siente insatisfecho y el receptor de los Yankees está acercándose a los niveles de incomodidad de Clint Frazier en Nueva York.

Es curioso, como este tuit que decía:

"Lo de Gary Sánchez me fascina. Quiero un nuevo receptor, y entiendo ofrecerle un contrato hasta que descubran cómo reemplazarlo.

Esta es una de las cosas más interesantes de la temporada baja para los Yankees."

 

The Gary Sanchez thing fascinates me. I want a new catcher, and I understand tendering him a contract until they figure out how to replace him.

This is one of the most interesting offseason things for the Yankees.

¿Podría ser este cambio posible?

Los Cachorros no han abordado el tema de una extensión para su único jugador restante de su núcleo del campeonato 2016, y tienen prohibido el contacto durante el cierre patronal.

Se dice que eso no le sienta bien al dos veces receptor All-Star que ha prometido su lealtad a los Cachorros si quieren que lidere la reconstrucción, especialmente después de que vio a los Cachorros firmar a un ex receptor All-Star con pedigrí titular en Yan Gomes. 

Si las cosas no le van bien a Contreras, tal vez él también esté ansioso por comenzar de nuevo.

Wilson, consistentemente entre los bateadores más duros del juego (5% superior en velocidad de salida máxima en 2021, 2020, 2018, 2017, 2016 ...), es capaz de aportar 20 jonrones y un promedio de .230 como mínimo.

Por solo un año de control y con una igualación relativamente uniforme en los salarios, Contreras gana aproximadamente el salario de Sánchez ($ 6,65 millones en 2021 frente a $ 6,35 millones), quizás ni se necesitaría siquiera un prospecto entre los 10 mejores además de cerrar el trato; tal vez, como máximo, Ken Waldichuk (No. 9) podría ofrecerse en combo junto con Sánchez.

Otros candidatos incluyen a Deivi García, Brendan Beck en rápido ascenso o el boleto de lotería de la liga de novatos Alexander Vargas (No. 12). O, si los Cachorros no planean reconstruir y, en cambio, quieren luchar por postemporada, tal vez Domingo Germán podría ser suficiente para convencer a Chicago de que continúe con Gomes detrás del plato a tiempo completo.

Cualquiera que sea el caso, el tweet más reciente de Contreras parece indicar que ya abandonó mentalmente la situación.

🛫🛫🛬🛬…

El titubeo de Yankees ha creado inconformidad con su gestión

Ha sido muy molesto, que los Yankees no pudieron hacer nada antes de la fecha límite de cierre patronal de la MLB, pero debería haber una oportunidad para un movimiento tardío justo antes de los Entrenamientos de Primavera.

Mientras se espera y se ve qué sigue en adelante, la confianza mental de Nueva York debería estar en tramar un movimiento de este tipo.

 

Sentimiento de Wilson Contreras 

Contreras, quien inició cinco juegos de la Serie Mundial cuatro meses después de su debut en las Grandes Ligas, no ha hecho nada menos que ganar cada temporada como Cachorro hasta que Hoyer disolvió ese roster y los pocos remanentes que le quedaron después de la fecha límite de cambios. Su crítica pública al esfuerzo del equipo mientras caía hacia el receso del Juego de Estrellas en julio debería haber sido una llamada de atención a la gerencia.

En mayo y nuevamente después de la purga de la fecha límite, Contreras dijo que necesitaba conocer el plan y la dirección de la oficina principal antes de determinar si quiere una extensión independientemente de si el equipo quiere ofrecerle una.

Dijo querer ganar. Y al cerrarse la temporada, agregó que fue la parte más difícil de ésta pasada: "aceptar pasar de un equipo ganador a un equipo perdedor".