Los Yankees de New York están teniendo la temporada más decepcionante en lo que va del siglo, y a pesar de que tienen un récord por encima de .500, hay muchos otros detalles que les ha causado mucho estrés y ansiedad a la organización, así como a los fanáticos.

El equipo finalizó la primera mitad con un record de 46-43, a 8 juegos por debajo de los Medias Rojas de Boston, y empatados con los a Azulejos en la cuarta posición.

Con varias lesiones de largo plazo, como la de Corey Kluber, quien no lanza desde el 25 de mayo, la de Luis Severino, quien no juega desde el 2019, y la de algunos bateadores, como Aaron Hicks, Miguel Andújar entre otros, el equipose ha visto muy limitado. Además, la tarde del jueves se suspendió el primer partido de la segunda mitad de la temporada contra los Medias Rojas debido a varios casos de COVID-19 en el equipo. Entre éstos se encuentran, Aaron Judge, Gio Urshela y Nestor Cortés, y no se tiene una fecha establecida para sus regresos. Éstos detalles, en conjunto, han afectado el nivel de producción del equipo.

Hablando de producción, el equipo se encuentra muy por debajo de lo que se esperaba en las principales estadísticas ofensivas. Primero que nada, los neoyorquinos se encuentran en el lugar 18 en la liga en promedio de bateo, por debajo de los Tigres de Detroit; así mismo, éste ha sido un equipo que no ha sabido aprovechar las oportunidades, lo que se refleja en las 344 carreras impulsadas que han tenido, colocándose en la posición 28 de la MLB, solo por encima de los Mets y los Piratas.

Donde mejor se encuentran es en los jonrones conectados, con un total de 116, colocándose en el puesto 11, aunque, en comparación con el 2019, en la que terminaron la campaña en segundo lugaren dicha categoría (306 jonrones), éstos números podrían ser mejores para este punto.

El equipo ganó el primer juego contra el equipo de Boston en la noche del sábado, en un juego que terminó luego de 6 entradas por el clima lluvioso de la noche, y colocaron la serie 7-1. La última vez que los Yankees perdieron 7 juegos o más en filacontra su mayor rival fue en la temporada del 2009, en la que los Medias Rojas vencieron a los Mulos del Bronx en sus primeros 8 encuentros. Dicha serie particular fue remontada, y finalizó 9-9 al final de septiembre, y los Yankees terminaron esa temporada como campeones de las Grandes Ligas.

Yankees de New York, campeones de las Grandes Ligas, 2009

A diferencia de esa temporada, los Yankees no se encuentran en primer lugar de la división tras ganar su primer partido en la Rivalidad, ni tienen el mismo nivel de bateo que tuvieron en esa mágica temporada. Lo que sí tiene este equipo actualmente es preguntas; preguntas acerca de si se dedicarán a vender o a comprar antes de la fecha límite de cambios; preguntas acerca de si Aaron Boone es una buena opción para continuar dirigiendo el equipo; preguntas acerca de si la gerencia del equipo ha hecho los movimientos correctos este año, y muchas preguntas más.

Mientras tanto, hay que esperar unos días para observar con profundidad hacia donde se dirige este equipo esta temporada, y es muy probable que con los cambios realizados en los siguientes días, ya se tenga una visión menos nublada de si los Yankees podrán escuchar “Play Ball” en el mes de octubre, o si no.