Si tras el triunfo de hoy los Guardianes de Cleveland pudieron quedarse con el primer lugar de la División Central de la Liga Americana, es gracias a su cerrador Emmanuel Clase. Y no solo estamos hablando de su excelente labor en este día, sino de todo lo que ha hecho a lo largo de la temporada para que su escuadra esté en tan privilegiado lugar con la vista puesta en la postemporada cuando ya casi llegamos al ecuador de la fase regular.

Con una gallardía y un aplomo dignas de un hombre de mayor experiencia, el joven de 24 años de edad y apenas tercer año en las Grandes Ligas está dignificando cada una de las oportunidades recibidas.

En la jornada de este miércoles dejó boquiabiertos a todos al ponerle fin con broche de oro a un encuentro muy complicado entre los Guardians y los Twins. Fue una guerra de bateo que llegó 11x10 a favor de los suyos a la última entrada luego de que en la parte alta del noveno episodio los visitantes labraran un total de 4 rayitas.

Cierre magistral

En la parte baja de dicho capítulo le tocaría a Clase pararse en la lomita con la responsabilidad de liquidar a Carlos Correa que hasta ese momento había pegado par de cuadrangulares, Max Kepler quien también contabilizada un jonrón y Gary Sánchez. Eran segundo, tercero y cuarto en el orden del mánager Rocco Baldelli, es decir, el corazón ofensivo de los gemelos.

Al primero de ellos lo recetó con ponche, al segundo con rodado al campocorto y al tercero también por la vía de los 3 strikes. Así consiguió su decimoséptimo juego salvado de la zafra y el lauro número 36 para los Guardianes en este 2022.

De esta manera, sigue en carrera para intentar superar la marca de 24 rescates que estableció para sí mismo en el curso anterior. Por otro lado, sigue como el pitcher que más juegos ha culminado este año con 28.