En las últimas semanas se han dado a conocer a los ganadores de los principales premios, correspondientes a la temporada 2021 de las Grandes Ligas. En su mayoría, los ganadores no han sido sorpresa, pues eran perfiles muy marcados.

Solo quedan por ser revelados los ganadores de tres categorías; el Regreso del Año, que en 2020 lo ganó Salvador Pérez; Los Equipos Ideales de la Temporada, donde seguramente estará el criollo; y finalmente el Bateador Designado del Año.

Premio Hank Aaron

El Premio Hank Aaron se otorga anualmente a los jugadores de Grandes Ligas, seleccionados como el mejor bateador de cada liga, según lo votado por los fanáticos del beisbol y los miembros de los medios.

Los ganadores estaban de anteojito; Bryce Harper y Vladimir Guerrero Jr. fueron distinguidos en sus respectivos circuitos como los mejor paleadores de la temporada.

Ambos jugadores estuvieron en los primeros lugares ofensivos de Las Mayores. De hecho, se puede decir que sus números fueron bastante similares, pues mientras que Harper cerró el año con .309 de promedio, Guerrero ligó para .311; los dos estuvieron en el tope de sus ligas en cuanto a slugging y OPS, mientras que en el porcentaje de embasado solo fueron superados por Juan Soto.

El jardinero de los Filis ganó su segundo premio Hank Aaron el primero lo conquistó en el 2015 y se convirtió así en el 12do jugador en ganar tal distinción en más de una ocasión. Vladdy se convirtió en el pelotero más joven en la MLB en obtener dicho premio con una edad de 22 años Y el cuarto jugador de su equipo Azulejos de Toronto en ganarlo después de;  Carlos Delgado, José Bautista en dos ocasiones y Josh Donaldson.

Relevista del Año

Liam Hendricks y Josh Hader, de los Medias Blancas de Chicago y los Cerveceros de Milwaukee, respectivamente, se llevaron el galardón con gran merecimiento. El performance mostrado por ambos taponeros no dejaba mucho espacio a las dudas.

El de los luposos suma así el tercer galardón de este tipo, tras haberlo ganado en 2018 y 2019 –en 2020 se lo llevó su compañero de equipo, Devin Williams. Respecto al patiblanco, es la segunda vez corrida que lo gana, pues se alzó con el trofeo en 2020 cuando todavía defendía los colores de los Atléticos de Oakland; en 2019 quedó segundo, por detrás de Aroldis Chapman.

Hendriks, de 32 años, dejó efectividad de 2.53 y lideró todas las Grandes Ligas en whip, con 0.73 (entre todos los relevistas con al menos 45 juegos lanzados), además de encabezar el joven circuito con 38 salvados, una tasa de ponches de 42.3% y una tasa de boletos de 2.6% en 69 juegos.

Hader ha sido un sinigual desde su llegada al ‘Big Show’, pues siempre ha tenido ese performance de ‘intratable’ cuando sube a la lomita. Este año puso el candado a 34 juegos para los Cerveceros, con una tasa de 0.5 en jonrones por cada nueve entradas lanzadas y su efectividad fue la mejor entre relevistas con 1.23.

Guante de Platino

En 2011, Rawlings agregó un Premio Guante de Platino anual otorgado al mejor jugador defensivo de cada liga, seleccionado por los fanáticos de los ganadores del Guante de Oro del año.

El antesalista de los Cardenales de San Luis, otrora miembro de los Rockies de Colorado, se adjudicó su quinto premio de este tipo; quedando en solitario como el jugador que más veces ha obtenido el galardón.

Arenado estaba empatado con Yadier Molina, con cuatro trofeos. Este es el primero que gana con el equipo de San Luis, pues los cuatro previos los obtuvo cuando jugaba para los rocosos. Antes de poder optar a este galardón, Nolan sumó su noveno Guante de Oro consecutivo, en mismo número de temporadas como grandeliga.

Por su parte, en la Liga Americana, se lo llevó Carlos Correa, campocorto de los Astros de Houston que ahora mismo se encuentra explorando el mercado de la agencia libre.

El boricua ganó su primer Guante de Oro y esto le dio la oportunidad de optar a este premio, por lo que es primera vez que lo consigue.

Novato del Año

Al igual que con los antes mencionados, los ganadores de este premio también estaban cantados. Jonathan India, de los Rojos de Cincinnati, y el cubano, de los Rays de Tampa Bay, Randy Arozarena fueron los escogidos.

Randy nunca ha parecido un novato, al menos no desde que se unió a la disciplina de los Rays. Esta temporada parecía un pelotero con amplio rodaje en Las Mayores y la agresividad que lo caracteriza en el juego fue un factor clave para él y para su equipo.

Arozarena consiguió 22 de los 30 votos para el primer lugar por parte de los miembros de la Asociación de Escritores de Beisbol de Estados Unidos. El venezolano Luis García fue segundo en las votaciones; mientras que el tercer lugar fue para el dominicano Wander Franco, también de los Rays de Tampa Bay.

En la Nacional, India cerró la temporada con promedio de .269, despachó 21 vuelacercas, remolcó 69 carreras y anotó 98. Además, tuvo 34 dobles y su porcentaje de embasado cerró en .376. La suma de todo esto hizo que el joven de 24 años fuera escogido casi por unanimidad como el Novato del Año de la Liga Nacional.

Jonathan India sacó 29 de los 30 votos posibles. Trevor Rogers (pitcher de Marlins), en segundo lugar, fue quien se adjudicó el voto que separa a India de ser unánime.

Mánager del Año

La temporada que tuvieron los Gigantes de San Francisco, superando cualquier expectativa, pues era un equipo por el que muy pocos se atrevían a apostar al comienzo de temporada, dejó sin margen de dudas a quien sería el Mánager del Año en la Liga Nacional.

Gabe Kapler sacó el máximo a un roster que no puso un finalista a los premios individuales de la BBWAA (Jugador Más Valioso, Cy Young y Novato del Año) y que comenzó la temporada con una expectativa de ganar entre 74 y 75 partidos.

Esa diferencia de 32 victorias (ganaron 107 juegos) es la más alta que ha logrado un equipo en las casas de apuestas desde que Grandes Ligas concluyó su última huelga de peloteros en 1995. Kapler, que recibió 28 votos de primer lugar y uno de segundo, para un total de 143 puntos.

En  la Liga Americana, Kevin Cash vuelve a ganar el premio Mánager del Año,  por segunda vez consecutiva, tras llevar al equipo de los Rays de Tampa Bay a su segundo título divisional en dos años e imponer  record de 100 victorias por 62 derrotas en la temporada recién culminada.

Cash recibió un total de 19 votos al primer lugar, 3 al segundo, y cinco al tercer lugar para un total de 109 votos; en segundo lugar quedó Scott Servais (Marineros de Seattle), con 71 votos; y en tercer lugar Dusty Baker, de los Astros de Houston. El de los Rays se convirtió en el segundo estratega,  en la historia, en conseguir tal distinción de forma consecutiva.

Jugador Más Valioso

Liga Nacional. Bryce Harper volvió a ser ese jugador que todo el mundo esperaba cuando hizo su aparición en las Grandes Ligas, un Jugador Más Valioso. Su cuota de cuadrangulares y remolcadas siempre ha estado a la altura, es normal verlo con al menos 30 bambinazos y 80 fletes; en 2021 no fue la excepción, pues se fue para la calle 34 veces y produjo 84 carreras para los Filis.

Lo más destacable para el oriundo de Nevada está en su promedio (.309). Desde 2017 no cerraba una temporada por encima de los 300 puntos, ese año ligó para .319; su mejor cifra data de 2015 –su año de Más Valioso– cuando mató la liga con average de .330.

Otro factor a destacar es que Harper lideró el viejo circuito en el departamento de los dobles, con 42 batazos de dos almohadillas; su porcentaje de embasado esta temporada fue una locura, con .429; y fue líder absoluto en slugging (.615) y OPS (1044).

Liga Americana. El japonés Shohei Ohtani se llevó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, luego de una temporada brillante en la que destacó tanto a la ofensiva como en labores monticulares. El excepcional jugador de los Angelinos de Los Ángeles fue escogido de forma unánime por los votantes.

La temporada de Ohtani con el bate fue descomunal, como suelen ser sus batazos, como es su recta, como es la fuerza que demuestra con cada conexión. El japonés apenas ligó para .257 de promedio, pero despachó 46 vuelacercas, remolcó 100 carreras, anotó 103 y tomó 96 boletos.

Como lanzador tuvo récord de nueve ganados y dos perdidos, dejó efectividad de 3.18 en 130.1 entradas y recetó a 156 bateadores.

Cy Young

Liga Americana. Robbie Ray tuvo su mejor temporada en la Gran Carpa; lideró a los lanzadores del joven circuito en efectividad, con 2.84; en whip, con 1.04; en innings lanzados, con 193.1; y en ponches, con 248.

Además, el zurdo fue determinante para que su equipo estuviera en competencia hasta el último día de temporada regular. También hay que tener en cuenta que los rivales solo le batearon para .210 de promedio.

Liga Nacional. Corbin Burnes fue –probablemente– la pieza más importante en el engranaje, que hizo posible el temporadón, que tuvieron los Cerveceros de Milwaukee. Por supuesto que sería una mezquindad quitar méritos a otros lanzadores, como Brandon Woodruff, Freddy Peralta o Adrian Houser.

Pero Burnes fue el as de esa exitosa rotación. Además, tuvo la mejor efectividad (2.43) de la liga, superando a su rival directo, Max Scherzer. Fue segundo en whip (0.86) y tercero en ponches (234). Esas son las principales cartas que pueden catapultar al derecho de los luposos, teninedo en cuenta que fue de los lanzadores más consistentes del año.