Tanking, es el acto de un equipo que deliberadamente deprime la nómina, es uno de los temas candentes que frena el progreso hacia un nuevo Acuerdo de Negociación Colectiva.

Pero aquí está la cuestión: el rendimiento reciente indica que el tanking es a menudo una estrategia positiva para los equipos de las Grandes Ligas.

No solo es una acción lógica para los equipos que no están posicionados para ganar a corto plazo, sino que la práctica tiene un historial de permitir a los equipos mejorar su estado de contendiente, a menudo en tan solo una o dos temporadas.

No existe un consenso general sobre la definición de "tanking". Una posible definición es la siguiente: un equipo se está derrumbando si su nómina del Día Inaugural está al menos con 1.4 desviaciones estándar por debajo del promedio de las Grandes Ligas.

Según ese estándar, nueve equipos se han estado "hundiendo" durante las últimas 10 temporadas completas (es decir, desde 2011, y excepto la temporada corta de 2020). Los nueve son: Astros de Houston de 2013 y 2014, Marlins de Miami de 2014, Cerveceros de Milwaukee de 2016 y 2017, Marlins de Miami de 2019 y Rays de Tampa Bay, y Indios de Cleveland y Piratas de Pittsburgh de 2021.

Si te interesa ver sobre el otro lado de la campana, lo que alega la MLBPA y el impacto en los jugadores, te interesará leer:

El Tanking: Scott Boras pone dedo en la llaga en medio de CBA en MLB

 

¿Cómo les fue a esos equipos de nómina extremadamente baja en las temporadas inmediatamente posteriores a su tanking? La respuesta es nada mal.

Deje de lado los indios y piratas de 2021 como demasiado recientes para considerarlos. Los Astros de 2013 y 2014 se convirtieron en un equipo de playoffs en 2015 y ganadores de la Serie Mundial en solo tres años. Los Cerveceros de 2016 y 2017 jugaron pelota de nivel de playoffs en 2018, y nuevamente en 2019 y 2021.

Los Tampa Bay Rays de 2019 llegaron a la postemporada esa misma temporada, y lo hicieron nuevamente en 2021. Como nota, también ganaron el banderín de la Liga Americana en 2020, pero hemos excluido ese resultado de temporada corta, y no lo hemos puesto en consideración para este propósito.

En resumen, de siete equipos en tanking entre 2011 y 2019, cinco jugaron al menos un juego de postemporada en tres temporadas, y uno ganó la Serie Mundial ... y eso no cuenta a los Rays, campeones de la Liga Americana en 2020.

Existe una segunda definición potencial de "tanking". Según esta definición, se puede considerar que un equipo se está derrumbando si su nómina del Día Inaugural se ubicó entre los cinco últimos en MLB. Eso designa a 50 equipos desde 2011 (excepto 2020)

¿Cómo les fue a esos 50 equipos? De nuevo, bastante bien en realidad.

De los 50, 34 jugaron al menos un partido de postemporada con cuatro temporadas, y 29 lo hicieron en solo dos temporadas.

Los Cachorros de Chicago de 2014 tuvieron la tercera nómina más baja del Día Inaugural de la MLB. En dos temporadas, fueron ganadores de la Serie Mundial.

Los Astros 2015 tuvieron la segunda nómina más baja de MLB esa temporada. En dos temporadas, ganaron la Serie Mundial.

Los Bravos de Atlanta de 2017 tenían la cuarta nómina más pequeña de MLB. En 2021, reinan como campeones de la Serie Mundial.

Esta conversación del tanking generalmente gira en torno a cuatro equipos. Los Rays han estado entre los cinco equipos peor pagados nueve veces desde 2011; los Piratas y los Atléticos alcanzaron esa clasificación siete veces, los Marlins seis veces.

Sin embargo, los Rays han hecho cinco apariciones en postemporada desde 2011, coronadas por esa aparición en la Serie Mundial 2020. Los Atléticos lo han hecho seis veces, los Piratas tres veces.

Si estos equipos se están con nóminas tan bajas, ¿cómo lo están haciendo tan bien?

La respuesta está en el corazón del problema de considerar el tanking como un problema. Existe una percepción generalizada en el béisbol y sus alrededores de que el dinero se correlaciona con ganar. Esa percepción se demuestra es equivocada.

El principio fundamental es que cualquier puede gastar mucho dinero; el genio radica en usarlo bien. En solo dos temporadas desde 2011, la correlación entre la nómina de un equipo y su total de victorias superó el 41 por ciento. Esa es una correlación tibia en el mejor de los casos.

Si lo pensamos un poco, esta realidad debería ser obvia. Los Bravos de Atlanta ganaron la Serie Mundial 2021 con la nómina número 15 más alta del juego. Los Mets, Filis, Nacionales y Angelinos promediaron solo 75 victorias a pesar de las nóminas que promediaron $ 185 millones, una cantidad que estaba $ 57 millones por encima del promedio de las Grandes Ligas. Los cuatro estaban entre los 10 gastadores más agresivos de MLB.

Desde 2011, tres ganadores de la Serie Mundial, los Reales de 2015, los Astros de 2017 y los Bravos de 2021, han surgido entre los 15 equipos peor pagados del juego. Esos son tantos campeones de la Serie Mundial como surgieron de entre los cinco mayores gastadores de cada temporada. ¿Cuál es la posición promedio en la nómina de un ganador de la Serie Mundial después de 2010? Noveno.

Por la naturaleza del deporte, esa realidad no es del todo así en el baloncesto de la NBA. Donde la repercusión en la relación invertir/ganar es más estrecha que en el béisbol de Las Mayores.

 

Una propuesta interesante para "acabar con el tanking" 

Bueno, propiamente dicho no sería acabar con el tanking, sino con una de las consecuencias negativas del mismo, que es sobre la competitividad de la temporada en curso. Es el impacto inmediato y lo positivo viene después a futuro.

Buscando que los equipos peleen hasta el final, así no sean contenedores a título a Jayson Stark de The Athletic se le ocurrió una manera, escribió en un artículo sobre una forma eficiente de evitar que los equipos dejen de ser competitivos a causa del tanking , sin necesidad de hacer muchos cambios en las Grandes Ligas.

Su plan es que MLB revierta el draft. Los equipos que se pierdan con el mejor récord elegirán primero en el draft, y los equipos con el peor récord obtendrán selecciones más bajas. Esto incentivaría a los equipos a ganar cada temporada, disuadiéndolos de querer quedar al fondo y dándoles un motivo por el cual competir.

La principal razón por la que los equipos se estancan es porque buscan obtener una selección de draft más alta. Esta idea revertiría eso. Juega bien y consigue una buena elección en el draft el próximo año.

En resumen, el tanking puede ser ofensivo para la MLBPA, pero a menudo es una táctica de formación de equipos efectiva y lógica. Más allá de eso, se basa en una premisa inválida: a saber, que gastar dinero se correlaciona fuertemente con ganar. Esa correlación generalmente es moderada en el mejor de los casos. Y sí, podría implementarse una táctica como la propuesta por Stark en dónde tanto MLB y MLBPA podrían estar conforme con esa resolución.