Hace solo unas horas, el periodista Francys Romero confirmó la firma del prospecto cubano, Leam Mendez, de 22 años, con los Yankees de Nueva York.

El talentoso lanzador, oriundo de la provincia de Ciego de Avila en el centro de la Isla unirá su destino al sistema de granjas de los Bombarderos del Bronx,  tal como lo había anunciado el mismo jugador  días atrás.

El suceso no es fruto de la casualidad, pues los Bombarderos siempre han apostado por el talento antillano.

La historia de unión entre los Yankees de Nueva York y Cuba es memorable, incluso uno de los más grandes peloteros del presente siglo, Kendrys Morales, gastó sus últimas balas con el icónico traje.

Lazos históricos entre los Mulos y el béisbol cubano

Hay como una historia de amor entre los Yankees de Nueva York y el béisbol cubano; una historia que trasciende épocas hasta poner el nombre de la Isla en el mismo corazón de la Gran Manzana.

Desde el mítico Pedro Ramos, hasta el estelar Aroldis Chapman, los lazos entre la pelota cubana y los Bombarderos del Bronx han sido muy estrechos, al punto que siempre en distintas épocas podemos hablar de alguna estrella de este país, brillando en la Gran Carpa con el uniforma a rayas de los Mulos.

En tiempos recientes descollante figuras como Orlando Hernández y José Conteras, fueron piezas claves de la franquicia entre finales de los años 90 del pasado siglo y comienzos de los 2000.

El Duque: para muchos el más grande

Para muchos hablamos del lanzador cubano más grande en todos los tiempos y sus 4 anillos de Serie Mundial, tres de ellos con los Yankees de Nueva York, así lo reflejan.

El habanero fue parte de esa pléyade de jugadores que enamoraron al mundo del béisbol en aquella década gloriosa de los neoyorkinos con Joe Torre como timonel.

El nombre de Orlando figura hoy entre los grandes de la franquicia, Jeter, Posada, Mariano y Bernie Williams por solo citar.

En 1999,  Hernández tuvo su mejor campaña con los Yankees y de manera general en Las Mayores, al registrar marca de 17-9.

José Contreras

El caso de José Contreras adquiere un tono peculiar pues en su momento no pudo concretar su rendimiento con los Yankees, a pesar de llegar a una Serie Mundial en 2003 contra los Marlins de Miami, así y todo esta fue la antesala perfecta para canalizar su triunfo con los Medias Blancas de Chicago en la temporada de 2005.

Chapman

Si el cubano esta hoy en los reflectores de la critica y la mayoría piensa que cederá ante el empuje de Jonathan Loaisiga; igual sus números con los Mulos hablan a las claras de cuanto ha aportado, al punto que en este 2021 El Misil llegó a los 300 salvados y así pudo unirse a este club selecto de inmortales.

For all those people that criticizes my bad moments, I will tell them that I do not know how my story ends, but in its pages you will never read

"I gave up"

En la última temporada, la de 2021, Aroldis alcanzó por tercer año consecutivo la cifra de 30 salvados con los Yankees.

En este punto, también se podría hacer una mención aparte al también criollo, Nestor Cortés Jr, quien alcanzó por primera vez las 90 entradas de labor, siendo vital para el equipo en tramos importantes de la campaña.

El reto es inmenso

Con semejante precedente el reto de Leam es imponente, pues en sus manos está la responsabilidad de mantener vivo este legado.

El avileño se unirá en las sucursales de Ligas Menores de los Yankees con otros prospectos  cubanos, tales como, Denny Larrondo y Osiel Rodriguez, también lanzadores, así como con el campocorto Carlos Verdecia.

Por ahora la historia continúa y las expectativas son inmensas respecto al futuro; el talento cubano sigue diciendo presente y los fanáticos seguimos aplaudiendo.