En honor a la exitosa y muy emotiva película Field of Dreams, las Grandes Ligas del béisbol realizan desde el año pasado su propio evento en honor a este film en el estado de Iowa. Allí recrean el estadio que aparece en el largometraje protagonizado por Kevin Costner, así como también terminan de ambientar la escena con todo lo que le rodea, desde la pizarra hecha de madera y los maizales que rodean el recinto hasta los uniformes de los peloteros, los cuales son una copia de las vestimentas que se utilizaban en la primera parte del siglo pasado.

En este 2022 se llevó a cabo la segunda edición de este tan atractivo juego y los protagonistas fueron los Rojos de Cincinnati y los Cachorros de Chicago (en la primera fueron los Yankees de Nueva York y los Medias Blancas de Chicago los encargados de dar vida al espectáculo), justamente en el día de ayer.

En este duelo vencieron los oseznos por marcador de 4x2 en lo que acabó siendo un muy atractivo cotejo. Sin embargo, los honores y las miradas se las llevó la pareja Griffey, es decir, padre e hijo, por su aparición en los momentos previos al comienzo del partido.

Todos unos actores

Recreando la escena final de Field of Dreams, ambos exjugadores de los Reds compartieron algunos lanzamientos en medio de la algarabía del público que no paró de gritar desde el instante en que saltaron al campo. Más tarde se les unieron los miembros del Salón de la Fama Johnny Bench y Barry Larkin de Cincinnati y Fergie Jenkins, Ryne Sandberg, Billy Williams y Andre Dawson de Chicago para completar una hermosa postal que al mismo tiempo, también estaba conformada por varios niños.

Dos grandes

Aunque el menor de los Griffey fue con creces mejor que el mayor, los 2 hicieron muy buenas carreras como ligamayoristas. Griffey Jr. alcanzó el Salón de la Fama de Cooperstown luego de batear más de 2700 imparables y 600 jonrones, mientras que su padre no llegó al Templo de los Inmortales, pero dejó huella ganando las Series Mundiales de 1975 y 1976.